Acusaciones de maltrato a deportistas remecen a la gimnasia rítmica chilena

Fuertes acusaciones de maltrato, realizadas por gimnastas y sus padres, en contra de la entrenadora búlgara Caterina Ivanova, quien tiene a su cargo la Selección Nacional, generan un nuevo escándalo en la gimnasia nacional.

Según informó en esta jornada el portal Bío Bío Deportes, las acusaciones contra Ivanova vienen desde octubre del 2018, fecha en que la Superintendencia de Educación de la Región de Los Lagos inició una investigación contra la entrenadora por presunto maltrato a una estudiante, denuncia que había sido derivada desde el Sename.

Ivanova había llegado a Puerto Montt a través del contacto de una profesora del Instituto Alemán de esa ciudad. La profesora captaba gimnastas, las cuales eran entranadas por la búlgara en el Club Talentos del Sur, de la docente.

Marcela Guiñez, apoderada del Instituto Alemán y madre de Valentina Lara, campeona nacional que fue a dos sudamericanos con Ivanova, indicó al medio nacional que “Nosotras tuvimos una conversación con la entrenadora, porque habían quejas de otros padres. Ella tiene un grupo de niñas que venía fuera de Puerto Montt, y los papás que eran de acá alojábamos a estas niñas en nuestras casas. Uno de esos apoderados escribió una carta al club quejándose que una de las niñas no comía, porque decía que estaba gorda”.

Cuando conversamos ella se molestó y dijo ‘denúncienme’. Al día siguiente de la reunión en el Arena Puerto Montt tomó a las cinco niñas del conjunto del Instituto Alemán y las denostó, les dijo que eran lo peor, que no servían para nada. Eso gatilló que las niñas no quisieran entrenar más”, agregó Guiñez.

Debido a que se conocieron más casos, se realizó una denuncia en la Fiscalía de Puerto Montt, la cual pidió más antecedentes a la Federación de Gimnasia de Chile, mientras que, además, se llevó a cabo una querella grupal.

Marcela Guiñez entregó más antecedentes sobre el tema al portal de Bío Bío Deportes, indicando que “Mi hija vio como a otras niñas les daba pellizcos o les tiraba el pelo. A raíz de este maltrato el conjunto junior del Instituto Alemán se retiró, porque fue terrible

Cuando no les salía algo, tenían que repetirlo, pero a mi hija le decía descerebrada, obesa, cuando ella tenía tan solo 12 años. Cuando mi hija volvió de Portugal (una gira con Caterina) estaba súper flaca, y me dijo que nunca más iba a entrenar”, confesó.

Les prohibía ingerir agua y entrenaban 8 horas seguidas. Ninguna de mis hijas quiere volver a la gimnasia. Nunca más quieren pisar un tapete”, finalizó.

MÁS ACUSACIONES

El portal también dio a conocer el caso de una gimnasta que, no solo asegura haber sufrido maltrato, sino que también, según indicó su madre, trató de quitarse la vida. Ninguna de ellas dio su nombre, debido a que la menor, de 14 años, se encuentra con tratamiento psicológico.

Ella fue una de las más afectadas, llevaba cuatro años con Caterina. De un tiempo a esta parte, se acentuó el maltrato. Se pasó de la raya. Mi hija era una de las mejores y le exigían más”, reveló.

Mi hija empezó a subir de peso y su cuerpo creció como una adolescente, por eso Caterina empezó a tener agresiones psicológicas y físicas contra ella. Cachetadas, rasguños, golpes de puño, latigazos con cuerdas en las piernas, con los clavos de los palos le rompió los nudillos, son parte de las declaraciones de esta madre de una campeona sudamericana.

Mi hija en su momento quiso atentar contra su vida. La Fiscalía cuando le tomó el testimonio la derivó a un psicólogo y la Fiscalía nos mandó a buscar porque el psicólogo dio un certificado el cual decía que tenía que ser tratada de manera inmediata”, finalizó.

El reportaje de Bío Bío Deportes también da a conocer denuncias de que los malos tratos de la entrenadora no solo han sucedido en Chile, sino que también en los viajes a competencias en el extranjero, con exigentes regímenes de cómida, bastante lejanos de lo que se espera para competidores de alto rendimiento. Una de las madres cuya hija viajó con la Selección a Bulgaría indicó que “Mi hija comía 3 almendras de desayuno, de almuerzo un pepino hervido, y eso era hasta el otro día, y si ellas no rendían como quería, les daba dos opciones: o tenían 15 minutos de teléfono o almorzaban

EL ACTUAR DE LA FEDERACIÓN

Según las denunciantes la Federación no ha hecho nada con respecto a las situaciones que sus hijas han vivido con Ivanova.

A la Federación no le importó nada, cada vez que se iban retirando las niñas se envió una carta del por qué, con los documentos adjuntos. Ellos, mientras no exista una culpabilidad de la Fiscalía, no harán nada. Dicen que Caterina no trabaja para ellos, porque tiene visa turista. Ella tiene amistades en la Federación, la siguen llamando y la respaldan. Cuando la Fiscalía le pidió un sumario interno a la Federación, ellos informaron que Caterina no cumple funciones de trabajadora para ellos, pero visiblemente está en todos los campeonatos”, indicó la madre de una campeona sudamericana.

Una de las mamás que lidera la demanda en contra de Caterina Ivanova señaló que buscan que la justicia obligue a la búlgara a pedir disculpas públicas, y que se someta a un tratamiento de control de impulso, además de que no vuelva a acercarse a sus hijas.

“Las niñas la querían, la admiraran, pero con sus humillaciones hizo que les terminara teniendo miedo, la odiaban”, cerró.

LA RESPUESTA DE FENAGICHI

Al ser consultados por el medio online, Fenagichi indicó que los casos fueron derivados «a la oficina del respeto y maltrato deportivo del Comité Olímpico, ellos están recabando toda la información del caso y estamos a la espera de la resolución”.

El artículo que lees describe un proceso judicial en curso. Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)

Escrito por Daniel Arellano
Fuente: Jeser Lara –
Bío Bío Deportes
Foto: Leonardo Adrian La Valle – Agencia Uno

Recomendamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *