Chile en los Mundiales: Brasil 1950

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Luego de 20 años Chile volvía a un mundial. Esta vez viajaría a tierras cariocas para la Copa del Mundo de 1950. Una fiesta que muchos pensaban terminaría con los dueños de casa, Brasil, levantando la copa de campeones.

En 1934 Chile debía eliminarse con Argentina, selección que no jugó este partido, por lo que Chile estaba clasificado. Sin embargo, la FIFA decidió que Chile y Perú (que jugaba la eliminación frente a Brasil) habían abandonado porque no presentaron equipo (siendo que estaban listos para jugar). Al final la presión de Brasil y Argentina pudo más y nosotros (junto con los peruanos) debimos quedarnos en casa.

En 1938 Chile se suma al boicot de las naciones sudamericanas por lo que no asiste. Este boicot se debe al rompimiento de la norma que indicaba que habría un mundial en Europa y el siguiente sería en América. Sin embargo, Europa tuvo dos mundiales seguidos, lo que llevó al enojo de los países sudamericanos.

Luego vendrían los años de la Segunda Guerra Mundial, y solo en 1949 la FIFA determina que Brasil será la sede de la nueva Copa del Mundo.

Esta vez no habría invitaciones y se debía disputar una clasificación. A Chile le correspondió el grupo 7, junto con Argentina y Bolivia. Sin embargo los argentinos desistieron de participar en la clasificatoria por lo que Chile y Bolivia pasaron a formar parte de los equipos que disputarían Brasil 1950.

Pese a que en un principio se esperaban 16 equipos que formarían cuatro grupos de cuatro participantes, las deserciones llevaron a que solo 13 equipos disputaran el mundial. Esto significó que dos grupos tuvieran cuatro equipos, un grupo fuera de tres equipos y el cuarto grupo solo tuviera dos equipos: Uruguay y Bolivia.

Entre las deserciones estaba el equipo de India, los cuales no jugaron el Mundial porque la FIFA había exigido que todos los jugadores usaran botines de fútbol, pero los hindues jugaban descalzos por lo que decidieron retirarse.

La Selección Chilena de 1950

Chile quedó en el grupo B junto a Inglaterra (que debutaba en las Copas del Mundo), USA y España.

Esa selección era dirigida por Alberto Buccicardi, quien se desempeñó como jugador en la UC entre 1939 y 1945, además de dirigir al primer equipo de la Católica en 1949. En 1950, a cargo del seleccionado nacional, será la UC el equipo base para esa selección.

La lista de los jugadores que fueron a ese mundial es la siguiente:

Arqueros:
Sergio Livingstone (Universidad Católica)
René Quitral (Santiago Wanderers)

Defensas:
Manuel Álvarez (Universidad Católica)
Arturo Farías (Colo-Colo)
Miguel Flores (Universidad de Chile)
Manuel Machuca (Colo-Colo)
Fernando Roldán (Universidad Católica)
Francisco Urroz (Colo-Colo)

Volantes:
Miguel Busquet (Universidad de Chile)
Fernando Campos (Colo-Colo)
Hernán Carvallo (Universidad Católica)
Jorge Robledo (Newcastle United)
Carlos Rojas (Unión Española)
Osvaldo Saez (Colo-Colo)

Delanteros:
Atilio Cremaschi (Unión Española)
Guillermo Diaz (Santiago Wanderers)
Carlos Ibañez (Magallanes)
Raymundo Infante (Universidad Católica)
Luis Mayanés (Universidad de Chile)
Manuel Muñoz (Colo-Colo)
Andrés Prieto (Universidad Católica)
Fernando Riera (Universidad Católica)

En esta nómina destacan, entre otros, nuestro querido “Sapito” Livingstone, Fernando Riera (que sería entrenador de la Selección Nacional en el Mundial jugado en Chile en 1962) y George (Jorge) Robledo, jugador chileno que militaba en el Newcastle United logrando dos títulos en la FA Cup en las temporadas ’50-’51 y ’51-’52.

El gran “Sapito” Livingstone

Y con respecto al vestuario, ya se usaba la tradicional casaquilla de color rojo, pantalón azul y medias blancas. La vestimenta alternativa era camiseta blanca, pantalón azul y medias azules.

En el Mundial clasificar a la siguiente ronda no era muy fácil, ya que solo el primero de cada grupo pasaba al cuadrangular final. Ni hablar que los uruguayos fueron los más beneficiados al ganar 8-0 a Bolivia y clasificar de inmediato. Brasil tuvo algunos problemas en el grupo A pero lo ganó. Suecia se llevó el primer lugar en el grupo C.

En el grupo B, Chile comenzó su participación jugando frente a Inglaterra en el Estadio Maracaná, el 25 de junio de 1950, ante 30000 espectadores. Pese a que los ingleses debutaban en un Mundial, nos ganaron en su debut por un marcador de 2-0. Los goles fueron anotados por Stanley Mortersen (22′) y Wilf Mannion (51′).

Luego de ese traspié vendría una nueva oportunidad para alcanzar el triunfo. Esta vez sería frente a España el 29 de Junio de 1950, ante 16000 personas en el Maracaná. Lamentablemente para nosotros, el equipo ibérico nos ganó por 2-0 con goles de Estanislao Basora (17′) y Telmo Zarra (30′). Chile estaba eliminado del Mundial.

El último partido sería contra USA. Nuestra selección jugaría más bien por el honor ese 2 de Julio de 1950 en el estadio Ilha do Retiro de la sub-sede de Recife, ante 9000 personas. Este partido marca el que es, hasta hoy, el último triunfo de una selección chilena de fútbol masculina adulta en un Mundial realizado fuera de nuestro país. En esa oportunidad se ganó por un contundente 5-2 con goles de Jorge Robledo (16′), Fernando Riera (32′), Atilio Cremaschi (54′ y 82′) y Andrés Prieto (60′). Descontaron para USA Frank Wallace (47′) y John Souza (48′).

Jorge (George) Robledo

Con este último partido termina la participación chilena en Brasil 1950, donde obtendríamos el lugar 9, entre 13 participantes. Tendríamos que esperar nuestro propio Mundial, el de 1962, para volver a participar en la máxima fiesta del fútbol.

Pero mientras nosotros nos quedábamos afuera, el Mundial seguía. Brasil, España, Suecia y Uruguay jugaban el cuadrangular final de todos contra todos. Finalmente, el 16 de julio de 1950, en el Estadio Maracaná, ante 174000 hinchas, Brasil se enfrentaba con Uruguay, los dos equipos con más puntos en el cuadrangular, para definir quien se quedaba con la copa Jules Rimet. Uruguay dejará a una nación sumida en la tristeza, cuando le arrebate el triunfo a los brasileños en el ya mítico “Maracanazo”, una de las grandes gestas del fútbol mundial.

Escrito por: Daniel Arellano

Recomendamos