Chile en los Mundiales: Chile 1962 (Parte I)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Seguimos avanzando en el tiempo, recordando las participaciones chilenas en los Mundiales de Fútbol. Pero antes de comenzar con nuestro mundial, el de Chile 1962, revisemos que nos pasó en 1954 y 1958, cuando debimos quedarnos en casa y escucharlo por radio.

Suiza 1954

En esta oportunidad debimos medirnos con Paraguay y Brasil en el grupo clasificatorio. Muy bien no nos fue ya que los paraguayos nos ganaron 4-0 en Asunción y 3-1 en Santiago. Con Brasil sufrimos la misma suerte perdiendo 1-0 en Rio de Janeiro y 2-0 en Santiago.

Suecia 1958

Para esa eliminatoria debíamos enfrentarnos con Argentina y Bolivia. Partimos ganando a Bolivia en Santiago por 2-1 y perdimos 3-0 en La Paz. Con Argentina perdimos 2-0 en Santiago y 4-0 en Buenos Aires. Con estos resultados nuevamente nos quedábamos afuera de un Mundial.

La Selección de 1962

Chile 1962

Luego de los reclamos, principalmente por parte de los Argentinos, de que Europa se llevara dos mundiales seguidos, la FIFA decide que en 1962 le correspondería a Sudamérica. Todo parecía que Argentina se quedaría con el Mundial, pero en 1954 Chile inscribió su candidatura, confiando en que se podía realizar el Mundial en nuestro país.

Al frente de esta gran tarea estaban dos dirigentes excepcionales: Carlos Dittborn y Juán Pinto Durán. Entre ambos lograron lo que parecía imposible: Un Mundial de Fútbol en suelo chileno. El 10 de Junio de 1956 se reúne el Congreso de la FIFA para decidir la sede. El representante argentino Raúl Colombo lanza su frase “Podemos hacer el mundial mañana mismo. Lo tenemos todo”. Al día siguiente el turno fue de Dittborn el cual puso en la mesa a favor de Chile cuatro puntos: continuidad en la asistencia a torneos y congresos organizados por la FIFA, clima deportivo, tolerancia de credo y raza y estabilidad política e institucional del país. Además invocó el articulo 2 de los estatutos de la FIFA que imponian a la copa Jules Rimet una función de fomento del fútbol en los países poco desarrollados. Luego de esto se realizó la votación donde Chile obtuvo 32 votos, Argentina 10 mientras que 14 países votaron en blanco.

Uno de los mitos que se ha generado por este discurso es la famosa frase “por que no tenemos nada, queremos hacerlo todo”, la cual nunca fue pronunciada en ese congreso de la FIFA, sino que es el título de una entrevista que El Mercurio le realizó a Dittborn (Historias Secretas del Futbol Chileno.Juan Cristobal Guarello y Luis Urrutia O’Nell. Ediciones B).

A partir de entonces nuestro país debió realizar una tremenda inversión para mejorar sus comunicaciones, la infraestructura de los estadios, entre otros temas. Esa misma condición de país “subdesarrollado” a vista de los europeos es esencial para comprender ciertos hitos como la denominada “Batalla de Santiago”.

El terremoto de 1960 estuvo a punto de que el Mundial no se realizara, pero este siguió adelante con nuevas subsedes (Talca y Concepción no serían utilizadas por los daños tras el terremoto). Finalmente los partidos se disputarían en Santiago, Viña del Mar, Rancagua y Arica.

El 18 de enero de 1962, en dependencias del Hotel Carrera, se realiza el sorteo del Mundial. Chile queda en el grupo B con Alemania Federal, Italia y Suiza.

Poco antes del comienzo del Mundial la organización pierde a los hombres que se la jugaron por traer este evento a Chile. Juan Pinto Durán muere en un accidente automovilístico en 1957, mientras que Carlos Dittborn muere producto de una pancreatitis aguda a solo 32 días del comienzo del torneo.

Carlos Dittborn

Antes de la muerte de ambos dirigentes, en 1957, comienza el proceso de formación del equipo que nos representaría en el Mundial. La Selección, por esos años, se encontraba con un clima interno bastante enrarecido, con casos de indisciplina, los cuales habían sucedido en 1957, durante el Sudamericano, con varios jugadores sancionados, incluso de por vida.

El entrenador elegido fue Fernando Riera, entrenador titulado en Francia pero cuya experiencia solo era haber dirigido al Os Belerenses de Portugal. Tomando como base a lo que era el “Ballet Azul” más jugadores de otros equipos, armó lo que sería nuestro representativo nacional, aunque debió luchar contra la indisciplina (algo por lo que Enrique “Cua Cua” Hormazabal quedaría fuera) y convencer a los jugadores de profesionalizarse y de que podían pararse de igual a igual contra potencias del fútbol mundial. Vital fue la gira a Europa de 1960 donde, pese a caer por 6-0 frente a Francia, comenzó a tomar forma la selección de 1962.

El Equipo

Los elegidos por Fernando Riera para disputar el Mundial del ’62 fueron los siguientes:

Arqueros:
Misael Escuti (Colo Colo)
Adán Godoy (Santiago Morning)
Manuel Astorga (Universidad de Chile)

Defensas:
Luis Eyzaguirre (Universidad de Chile)
Raúl Sánchez (Santiago Wanderers)
Sergio Navarro (Universidad de Chile)
Carlos Contreras (Universidad de Chile)
Sergio Valdés (Universidad Católica)
Hugo Lepe (Universidad de Chile)
Manuel Rodríguez (Unión Española)
Humberto Cruz (Colo Colo)

Volantes:
Eladio Rojas (Everton)
Jorge Toro (Colo Colo)
Mario Ortiz (Colo Colo)
Mario Moreno (Colo Colo)
Braulio Musso (Universidad de Chile)

Delanteros:
Jaime Ramírez (Universidad de Chile)
Honorino Landa (Unión Española)
Alberto Fouillioux (Universidad Católica)
Leonel Sánchez (Universidad de Chile)
Carlos Campos (Universidad de Chile)
Armando Tobar (Universidad Católica)

El primer partido de nuestra selección sería un 30 de mayo de 1962 en el Estadio Nacional donde ante 65000 espectadores Chile ganaría por 3-1 a Suiza. Los temores de un bochorno deportivo volvieron a aparecer cuando a los 6′ Wuethrich puso el 1-0 para los suizos. Sin embargo Chile reaccionó y con goles de Leonel Sánchez (44′ y 51′) y Jaime Ramírez (55′) se logró la victoria.

Luego de este partido vendría la ya mítica “Batalla de Santiago” pero lo dejamos para el día de mañana en la segunda parte de esta historia.

Escrito por: Daniel Arellano

Recomendamos