Chile se quedó con el cuarto lugar del Sudamericano Masculino de Volleyball tras caer ante Argentina

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Chile terminó su participación en el Sudamericano de Voleyball Masculino al caer, en la jornada de ayer viernes, por 3 sets a 0 contra Argentina, en el partido que definía al ganador de la medalla de bronce.

En el inicio del primer juego, la Roja tuvo un buen trabajo en su defensa impidiendo que Argentina lograra escaparse en el marcador. Sin embargo, un polémico cobro del árbitro cuando la Roja estaba 10-11 abajo, por un supuesto roce de parte de los chilenos, terminó por desconcentrar a los jugadores nacionales en los siguientes minutos, cediendo puntos cruciales que les llevaron a perder el set por 18-25.

Aunque el segundo set tuvo un comienzo parecido al anterior, la “Albiceleste” pudo dominarlo gracias a ataques rápidos hacia el centro de la cancha y tiros cortos en jugadas claves que tomaron desprevenidos a los locales. Los trasandinos terminaron llevándose el parcial por 25-22.

En el desenlace del encuentro, Chile demostró su mejor nivel en el partido, logrando ganar una serie de puntos por medio de su bloqueo y aprovechando el juego más errático que Argentina empezó a demostrar en comparación a los sets anteriores. Esto llevó a los dirigidos por Daniel Nejamkin a liderar el marcador por 13-8. Sin embargo, Argentina consiguió sobreponerse a base de tiros cruzados hacia la línea de fondo. Tras empatar en el punto 15, de a poco empezó a tomar distancia en el marcador, ganando la última manga por 25-21.

Sobre la diferencia de los equipos, el seleccionado nacional, Simón Guerra, comentó que “Argentina es un rival muy difícil, tratamos de hacer todo lo posible, pero no se logró. Ellos realmente tienen mucho más equipo que nosotros. Son doce jugadores profesionales jugando contra dos jugadores profesionales, un ingeniero, un médico, un kinesiólogo y así”.

De igual modo, sobre la sensación del partido, Guerra indicó: “Entonces igual es un mérito poder hacerles el partido teniendo esa gran diferencia de jugadores que se pueden dedicar 100% al voleyball contra jugadores que, aunque no es su prioridad, entrenan como profesionales. Lamentable no pudimos ganar, pero nos vamos tranquilos porque hicimos todo lo que pudimos”.

Para Dusan Bonacic, capitán de la Roja, el hecho de jugar contra Argentina y no ante Venezuela por la medalla de bronce, no fue un factor determinante en la posición final del equipo nacional en el torneo: “Estábamos preparados para todo, el partido que jugamos con Argentina en la fase de grupos fue un gran partido, donde pudimos ganar un set y casi ganar el cuarto, entonces teníamos la confianza y las cartas puestas para ganar y lograr el objetivo que nos propusimos (el podio sudamericano).

En tanto, en la definición del torneo, Brasil se quedó con el título al vencer a Venezuela por 25-21, 25-6 y 25-18. Cabe destacar que, en casi todas las ediciones de este torneo, los actuales Campeones Olímpicos han conseguido el trofeo, siendo la única excepción el sudamericano de 1964 que ganó Argentina y en el que precisamente la “Verde-amarela” no participó.

Con estos resultados, la escuadra brasileña obtuvo su clasificación al Mundial de Voleyball Masculino a realizarse en Italia y Bulgaria el 2018. Por su parte, Argentina, Chile y Venezuela tendrán que disputar el Premundial que se jugará en tierras trasandinas a finales de agosto, en busca de su última oportunidad de obtener un cupo en la cita planetaria.

Escrito por Tomás Ruiz-Aburto
Foto: Gentileza Fevochi

Recomendamos