Deuda por dopaje está dejando a Chile fuera del Mundial de Pesas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El deporte chileno nuevamente está en problemas. En esta oportunidad son las pesas las que se ven complicadas debido a una deuda con una entidad internacional.

Según informó el diario La Tercera, nuestro país está suspendido de toda competencia internacional debido a los US$10000 que se deben por una multa de dopaje.

La deuda se arrastra desde el año 2014, cuando se detectó un dopaje positivo en tres pesistas nacionales, lo que implica pagar una multa por parte de la Federación (Fechipe), información que fue enviada al ente nacional durante el pasado mes de febrero.

“Nosotros supimos en febrero. Nos dieron dos prórrogas, para poder ir al Mundial Junior y a los Panamericanos, pero ahora nos llegó la comunicación de que no podemos ir al Mundial si no pagamos”, reconoce ahora el gerente de la Fechipe, Ronald Salinas.

Debido a que la Federación no ha sido capáz de generar fondos para pagar esta deuda, ha sido el Comité Olímpico el que ha llevado la conversaciones con la Federación Internacional para poder pagar esta deuda, lo cual se ve complicado, ya que no se pueden usar dineros públicos para pagar multas relacionadas con el dopaje.

“El problema es que son los deportistas los perjudicados. Qué culpa tiene la federación que dos de sus levantadores se hayan dopado”, se pregunta Neven Ilic, timonel del COCh.

María Fernanda Valdés, una de las seleccionadas nacionales, indicó desde Brasil, donde se encuentran preparándose para el Mundial que “Hace un año que la dirigencia sabe de esto y ni siquiera ha buscado una solución. Nos están perjudicando: nos estamos quedando sin competir, perdiendo nuestras becas”.

Neven Ilic dice que “hay que encontrar sí o sí una solución. No es posible, sería una vergüenza enorme que no nos dejaran competir. El COCh ha gastado millones en la preparación, cómo lo vamos a perder”.

Una opción es la posibilidad de que el COCh entregue un préstamo a la Fechipe para poder solucionar este problema. Lo complejo de esta opción es como la Federación, que no tiene auspicios ni genera fondos, podría pagar ese préstamo.

Escrito por Daniel Arellano
Fuente: Diego Hermosilla / Gentileza La Tercera
Foto: Archivo Coch

Nota bajo la licencia Creative Commons 3.0 (Algunos derechos reservados)

Recomendamos