Diego Delmónaco y José Miguel Ballivian debutan en el atletismo de los Juegos Olímpicos de la Juventud

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Este miércoles 20 de agosto, a las 7.40 y 8.20 de la mañana respectivamente (hora de Chile), competirán en los II Juegos Olímpicos de la Juventud Nanjing 2014, los atletas chilenos Diego Delmónaco en las series de 110 metros con vallas, y José Miguel Ballivian en el lanzamiento del disco.

En el arte de las barreras altas, sobre 110 metros, que implica el pulimiento de una sucesión técnica de 10 vallas, con fundamentales primeros 13.72 metros desde la salida de tacos hasta el ataque a la primera valla; con mantención del esfuerzo entre los 9.14 metros que separan cada obstáculo; y con el remate de 14.02 metros desde la última valla hasta la ansiada meta, Diego Delmónaco, recién a los 17 años, es ya un joven maestro. Su récord de Chile de 13.53 segundos lo tiene nada menos que quinto en el ranking mundial de la categoría Menores (Sub18) y cuarto en el start list de los II Youth Olympic Games Nanjing 2014, de manera que las estadísticas avalan fuertemente la posibilidad de una final en China. Sería un logro en verdad histórico para Chile, porque considerando no sólo estos Olímpicos de Menores, sino también los Olímpicos absolutos, el sólo hecho de que Delmónaco haya clasificado es un hito. Y es que tras 46 años de ausencia en la prueba, Chile retornará a las pistas de cinco anillos a través de este joven atleta.

Mañana, el pasador criollo correrá a las 7.40 en la segunda de tres heats clasificatorias a la final A, a la cual pasarán los ocho mejores de esta ronda. Delmónaco irá por la pista cinco y será el segundo mejor corredor de ese grupo con su récord de 13.53 sólo superado por el australiano Nicholas Andrews con 13.45. En total son ocho los vallistas que llegan a estos Juegos con registros bajo los 13.60, entre ellos el chileno.

BALLIVIAN EN EL DISCO

Hace cuatro años, en la primera edición de los Youth Olympic Games en Singapur 2010, el atletismo criollo se lució entonces con el sexto lugar del balista Joaquín Ballivian (20.36 con la bala de cinco kilos). Y esta vez será nuevamente el apellido Ballivian el que represente a los lanzamientos chilenos, porque su hermano menor José Miguel, no en la bala, sino en el disco, logró su clasificación al certamen y hoy nada menos que con un registro de muy recientes 51.29 metros se alza ya como el tercer mejor discóbolo sudamericano de la categoría para el platillo Menores (un kilo y medio de peso) y en el lugar 15 en marcas al torneo, en buscas de elevar su lanzamiento, mañana, desde las 8.20 hora de Chile.

Su objetivo es claro: José Miguel ostenta el récord chileno de la serie Cadetes, con 56.74 metros (2012) con el disco de un kilo; y el objetivo ahora es buscar un registro similar, ojalá sobre los 55 metros, con el implemento de un kilo y medio que es el que corresponde a la serie Menores: una tarea física y técnicamente muy importante, que el chileno saldrá a concretar en el foso chino.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: María Elena Guzmán / Fedachi
Foto: Óscar Muñoz Badilla / Fedachi

Recomendamos