Diego Moya y Marcela Álvarez ganaron la versión 2018 del Triatlón Internacional de Viña del Mar

Diego Moya se quedó con el 22° Triatlón Internacional de Viña del Mar, competencia que se desarrolló esta mañana en la Ciudad Jardín, teniendo como punto de partida y meta el sector de 14 Norte con Avenida San Martín. La prueba fue organizada por el Club de Triatletas Viña del Mar y la Municipalidad de Viña del Mar, a través de la Casa del Deporte.

En un desafío que fue acompañado por un cielo despejado desde muy temprano y el intenso calor mientras los 200 competidores recorrían el circuito, el representante del Club Triatlón UC se quedó con el primer lugar anotando un tiempo de 58:05 minutos. El segundo puesto fue para otro representante del team de San Carlos de Apoquindo: Nicolás Sáez (1:01:06 horas), mientras que Diego Ortiz se quedó con el tercero (1:02:33).

Finalizada la competencia, Moya, de 19 años, señaló que “vine a hacer mi carrera y en ese sentido me favoreció mucho la fase de la natación, en la que pude sacar una buena ventaja que luego pude mantener en el transcurso de la carrera. Es la primera vez que corro en Viña y fue una experiencia espectacular, porque aparte del entorno que es precioso, la gente te apoya en todo el recorrido, lo que es una gran motivación”.

Los próximos desafíos del flamante ganador en la Ciudad Jardín y promesa de la especialidad serán el Triatlón de Valparaíso (4 de marzo), competencia que será selectiva para los juegos ODESUR. Luego, participará en el Sudamericano Sub 23 de Montevideo, Uruguay, país en el que ya fue campeón el año pasado en la categoría Junior.

Mientras, la mejor de la serie femenina fue Marcela Álvarez, quien a sus 18 años se dio el gusto de vencer a la gran favorita, la experimentada Pamela Tastets: “Estoy sorprendida y contenta, ya que nunca había corrido contra Pamela, que es un ejemplo de triatleta, pero todo se me dio muy bien. En el agua estuvimos prácticamente juntas y me sacó ventaja en el pedaleo que es su fuerte. Cuando nos bajamos para el trote apreté los dientes, lo hice con todo hasta que la pasé por unos segundos. Sinceramente no me lo esperaba y es una sensación increíble”, comentó emocionada la ganadora, que marcó un crono de 1:04:24 horas, sólo 22 segundos sobre Tastets (1:04:46). El podio lo completó Pamela Niedmann (1:16:08).

JORNADA REDONDA

La ceremonia de premiación contó con la presencia de la alcaldesa Virginia Reginato, quien destacó el ambiente que se generó en torno al tradicional evento deportivo: “El triatlón es muy importante para nuestra ciudad del deporte, ya que se vive con mucho entusiasmo y reúne a familias completas. Es muy importante proyectarlo y que siga siendo una tradición en Viña del Mar”, comentó la máxima autoridad comunal.

Por su parte, el presidente del Club Triatletas Viña del Mar y organizador del evento, Andrés Droguett, destacó que “el estado del mar estuvo impecable para cumplir con la etapa inicial de natación. No tuvimos contratiempos con los atletas y los vecinos se portaron espectacular, saliendo de sus casas para apoyar a los deportistas. Estamos felices porque fue una jornada redonda en todos los aspectos”. Al referirse a los ganadores, el directivo acotó que “hay una nueva generación que viene con mucha fuerza, aplicando nuevas técnicas y eso se refleja en los resultados, donde ya compiten de igual a igual e incluso superando a deportistas de alto rendimiento. En ese sentido, Viña ha sido un semillero de triatletas, partiendo por Bárbara Riveros, que tuvo sus primeros triunfos en esta misma prueba”.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Comunicado de Prensa

Recomendamos