Diego Rivas tendrá su retorno a la UFC en Ciudad de México

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

“En mi cabeza solo existe ganar”, dice Diego Rivas (25) a menos de un mes de su gran retorno al octágono de la Ultimate Fighting Championship (UFC), programado para el próximo 5 de agosto en Ciudad de México.

Esa noche, “Pitbull”, el único chileno en la popular competencia de artes marciales mixtas, volverá a las peleas tras superar un cáncer que lo afectó en el momento que su carrera comenzaba a despegar con un hito deportivo que dio la vuelta al mundo: el KO que propinó al israelí Nohad Lahat con un certero rodillazo a los 20 segundos del Round 2.

La pelea de agosto será contra el mexicano José Quiñonez, quien viene de tres victorias consecutivas. Además, la instancia significará el debut del embajador Reebok en Peso Gallo (61 Kg), quien antes competía en peso pluma (65.8 Kg).

PRETEMPORADA EN EE.UU

El 11 de abril de este año, Diego partió rumbo a Estados Unidos y se instaló en Irvine, California, para realizar la preparación para su retorno a la UFC. “Me vine antes de lo presupuestado porque estuve mucho tiempo inactivo y quería retomar ritmo junto a un buen team”, explica el oriundo de Temuco, agregando que “mi día es de la casa al gimnasio y del gimnasio a la casa. Estoy todo el día entrenando, ocho horas diarias, este es mi trabajo”.

Sin embargo, adaptarse no ha sido fácil. Dice que volver al alto rendimiento después de casi un año fue duro. “Me costó, después de mi enfermedad mi cuerpo estaba un poco más débil. Me lesionaba con facilidad, mis articulaciones estaban más frágiles. Pasó el tiempo y, con constancia, lo superé, ahora me siento fuerte y estoy entrenando a un nivel súper competitivo. Me costó acostumbrarme al ritmo de entrenamiento de EE.UU que es muy intenso”, confiesa.

“QUIERO SER CAMPEÓN”

Sobre sus expectativas frente a este esperado regreso, Diego tiene su objetivo claro: “Quiero dejar todo arriba del octágono. Estoy entrenando para ganar, en mi cabeza solo existe ganar, no hay otra posibilidad. Sé también que mi rival está entrenando, pero voy a hacer todo lo posible para esa noche salir con mi mano en alto de México”.

Sobre sus planes en la UFC, el embajador Reebok explica que “en el corto plazo, está José Quiñones, que es primer obstáculo a vencer. Más adelante, mi meta es poder estar dentro del top 15 y, ojalá, top 10 de mi categoría, si Dios quiere. Y bueno, en el largo plazo, como todo los peleadores, quiero ser campeón”.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Comunicado de Prensa