Difícil pero no imposible

Chile regresó al Grupo Mundial de Copa Davis donde están los 16 mejores equipos del mundo por lo que cualquier rival es complicado. El sorteo determinó que debemos viajar a Croacia en marzo del próximo año. Podría haber sido mejor como recibir a los europeos en nuestro país o peor como jugar de visita ante España o Rusia, pero nos tocó con Croacia, un equipo muy difícil que además de contar con la ventaja de ser locales, tienen al menos cuatro jugadores con mejor ranking que los nuestros: Ivo Karlovic es 14, Marin Cilic 22, Mario Ancic 31 e Iván Ljubicic 47.

Aunque González los supera con su puesto 11, son cuatro tenistas parejos que pueden jugar a buen nivel en singles y dobles. Tarea para Nicolás Massú y Paul Capdeville mejorar su ubicación en los próximos meses.

Con seguridad los croatas elegirán una cancha muy rápida y bajo techo para aprovechar la altura y buen saque de sus jugadores, lo que significará otra complicación para los nacionales.

Los tenistas chilenos si quieren llegar bien preparados deberían comenzar a olvidar la gira sudamericana de los torneos de arcilla y después del ATP de Viña del Mar disputar los campeonatos europeos como Rotterdam y Marsella.

Todo dependerá de cómo lleguen los chilenos a marzo, pero no se puede descartar la opción de Paul Capdeville en los singles, quien ha conseguido sus mejores resultados en cancha rápida e incluso tiene un triunfo sobre Ivo Karlovic.

No se trata de ser pesimistas, sino realistas. La opción de Chile aperece como difícil, pero no imposible. Con Fernando González en un buen nivel se pueden ganar sus dos singles, esperar alguna sorpresa de quien sea el segundo singlista y una nueva hazaña en el dobles.

El actual equipo chileno no ha logrado una gran actuación en Copa Davis. Tal vez la edición del 2009 sea una de las últimas oportunidades para esta generación de conseguir algo grande en el principal torneo de países del tenis mundial.

Escrito por: Cristian Castillo
Foto: El Mercurio de Valparaiso.