Don Elias Figueroa

Si tenemos que hablar de uno, quizás el mejor, futbolista en la historia de nuestro país, el nombre de Elías Figueroa aparece en forma inmediata. Don Elías fue uno de los máximos exponentes del fútbol chileno en la década del ’70, siendo catalogado como uno de los mejores defensas de la historia, ídolo tanto en Uruguay, Brasil y Chile.

Nació en Valparaiso un 25 de octubre de 1946, siendo bastante débil de salud en su niñez, debiendo la familia mudarse a Quilpué y luego a Villa Alemana. Incluso los médicos le prohibieron practicar deportes, debido a su asma, pero Figueroa comenzaría su amor con el fútbol a la edad de 8 años, cuando ingresa al club Alto Florida de Quilpué. A los 14 años defiende los colores del Deportivo Liceo de la misma ciudad, y en 1962, a través de los contactos de su padre con el ayudante técnico de Santiago Wanderers, consigue probarse en el club.

En 1964 es transferido a préstamo por una temporada a Unión La Calera, debutando en el primer equipo el 26 de abril de ese año. Al año siguiente volverá a Wanderers donde será titular indiscutido. En 1967, luego de defender a Chile en el Mundial de Inglaterra ’66, disputa el Sudamericano adulto, destacándose y siendo tentado por diversos equipos. A partir de entonces jugará en Peñarol de Montevideo, donde conseguirá el campeonato uruguayo los años ’67 y ’68, además de ser tres veces elegido el mejor jugador del torneo. Sin embargo, a comienzos de los ’70 la situación económica de Uruguay, y por ende del fútbol, comienza a pasar un mal momento y muchos jugadores emigran. Será el comienzo de los años iluminados en Internacional de Porto Alegre.

En Brasil, Figueroa lo ganó todo. Bicampeón nacional con Internacional los años ’75 y ’76 (el primero con el famoso “Gol Iluminado”), fue varias veces escogido el mejor jugador de Brasil, tres veces consecutivas elegido el Mejor de América, además de ser considerado como mejor defensa del mundo y de Sudámerica en los años 1974, 1975 y 1976. A tanto llegó la euforia por Figueroa en Brasil que incluso le pidieron nacionalizarse para que defendiera los colores de la selección.

Es por todo lo anterior que uno debe imaginar el ambiente de funeral cuando Don Elías decide volver a Chile en 1977, específicamente a Palestino, club con el que se coronaría campeón en 1978.

En 1981 juega en el fútbol norteamericano, para volver a Chile en 1982 defendiendo los colores de Colo Colo. Su retiro oficial del fútbol se produce el 1 de enero de 1983, en un clásico entre Colo Colo y la Universidad de Chile.

Además participó en tres mundiales de fútbol defendiendo los colores patrios: Inglaterra 1966, Alemania 1974 (donde fue elegido el mejor defensa central del torneo, pese a que Chile fue eliminado en primera ronda) y España 1982.

Por toda esta gran trayectoria, Don Elías merece formar parte del Salón de la Fama del deporte chileno.

Escrito por: Daniel Arellano

Video: El “Gol Iluminado” con el que Elías Figueroa da el primer campeonato nacional de su historia a Internacional de Porto Alegre (1975).

Escrito por Daniel Arellano

Recomendamos