El chileno de nieve

Si hicieramos una encuesta y preguntaramos a la gente quien es Paulo Oppliger, la gran mayoría no sabría. Y no tiene nada de raro, ya que este deportista chileno es parte de aquellos que se inclinan por deportes no tan populares, pero que dentro de ellos fueron los mejores.

En el caso de Paulo, la elección fue el esquí alpino, una disciplina que si hoy no es popular, imaginense por allá, a fines de la década de los ’80. A eso le tenemos que agregar que los paises sudamericanos no son los fuertes en esta disciplina, sino que las potencias mundiales están en Europa y Norteamérica, siendo muy raro que un atleta de estas latitudes logre alguna medalla en Juegos Olímpicos de Invierno o Campeonatos Mundiales.

Sin embargo, a veces se rompe esa tendencia. Eso sucedió un 5 de abril de 1989, cuando Paulo Oppliger consiguió la medalla de bronce en la modalidad descenso en el Mundial Juvenil de Alaska, siendo este el triunfo más importante de un chileno en disciplinas olímpicas de invierno. Y no solo eso, sino que además, venció a quienes se convertirian en verdaderos monstruos de esta disciplina. Entre ellos estaban Kjetil André Aamodt de Noruega quien fue 4 veces medallista de oro olímpico, sextuple campeón mundial y ganador en una oportunidad de la Copa del Mundo; Lasse Kjus de Noruega quien ganó una medalla de oro en Juegos Olímpicos de Invierno, fue triple campeón mundial y dos veces ganador de la Copa del Mundo. Todo esto realza lo realizado por Oppliger.

Lamentablemente, como pasa siempre, la medalla no significó mayor apoyo económico en Chile, pero si le abrió las puertas de Europa donde practicó con los mejores en Francia y luego consiguió un cupo en la selección de Suiza. Fue aqui, en un equipo con rivales fuertes y presupuestos altos, que Oppliger llegó a estar entre los 20 mejores en el descenso en el Mundial de Morioka (Japón), realizado en 1993.

Pero antes de comenzar la temporada 93/94 una lesión en la espalda lo lleva al quirofano. Recién pudo volver en diciembre del ’94. Eso, junto con la discriminación sufrida por parte de los europeos y el no tener las mismas ganas de antes, lo llevaron a retirarse en abril de 1995.

Pero su retiro no ha implicado alejarse del deporte. Hoy es el actual entrenador de la Selección Chilena Masculina Adulta de su especialidad, donde intenta traspasar a las nuevas generaciones, toda la experiencia ganada en su corta, pero fructifera carrera.

Escrito por: Daniel Arellano
Foto: Emol
Fotografo: Raúl Bravo (07 de Julio 2000)

Post basado en Reportaje de D13 La Revista