Es la difusión, estúpido

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El título de esta columna de opinión no es al azar. Parecerá insólito que un medio deportivo emita una crítica a colegas del periodismo deportivo, pero tras lo visto en la cobertura nacional a los Juegos Olímpicos de Río 2016, el título es más que adecuado.

No fueron pocas las críticas provenientes del mismo periodismo deportivo nacional contra el bajo desempeño, según ellos, de nuestros deportistas en Río 2016 (ya escribiré una columna de análisis sobre ese tema). Sin embargo llama la atención el doble estándar de estas “figuras” del periodismo deportivo nacional que suelen sentirse en una especie de Olimpo y con conocimientos sobrados sobre la actualidad del deporte chileno.

Salvo las excepciones de siempre, porque en nuestro país si tenemos buenos periodistas deportivos aunque contados con los dedos de las manos, el resto demostró su escaso o nulo conocimiento de la realidad del deporte nacional. Más aún, muchos de estos periodistas son lo que podemos llamar periodistas “fútboleros”. Son los mismos que, cuando se terminan los Juegos Olímpicos, solo hablan de la U, Colo Colo y la UC. Según ellos es porque es lo que la gente quiere ver, siendo que esta es una falacia creada por ellos mismos para sustentar su bajo o nulo conocimiento en otras disciplinas.

¿Ud. cree que gente como Bianchi, Arcos, Schiapacasse, Carcuro, De Tezanos y otras “figuras” del periodismo deportivo nacional asoman su nariz por el CEO de Ñuñoa o por el CAR del Estadio Nacional durante el año? ¿Ha visto Ud. a estas “figuras” en un torneo Futuro de tenis, en el Nacional de Handball, cubriendo un torneo de golf o en eventos similares? No. Para ellos solo existe el fútbol, fútbol y fútbol. Los vemos todos los días, a través de la TV, hablando de las crisis en el fútbol chileno (normalmente “crisis” es que un equipo de los grandes de Santiago pierda 2 o 3 partidos seguidos), más preocupados del Barcelona, Real Madrid, el Arsenal, Messi, Neymar o Cristiano Ronaldo que de nuestros propios deportistas.

Para peor. Si uno revisa cuentas de Twitter de varios periodistas deportivos nacionales se encuentra con sorpresas. Mucha difusión a la NBA, a la NFL, al fútbol internacional pero el deporte chileno brilla por su ausencia. Es cierto, son sus cuentas personales pero ¿No sería bueno que, así como tanto se critica a nuestros deportistas, no aprovecharan esta vitrina para difundir nuestro deporte?.

Lamentablemente, una gran parte del periodismo deportivo nacional sigue creyendo que la difusión de los otros deportes no hace la diferencia. Para mi, sin embargo, si marca diferencia. ¿Como la gente se va a entusiasmar por el handball, esquí naútico, básquetbol, volleyball u otras disciplinas si los medios no los muestran o les dan apenas 5 segundos en la TV o un parrafo insignificante en el diario?.

Peor aún, diarios como Emol hacen encuestas sobre quien de nuestros deportistas decepcionó en Río 2016 ¿Le gustaría a la gente de Emol que se hiciera una encuesta sobre que diario decepcionó en su cobertura a Río 2016 y que estuvieran ellos como opción?

Lamentablemente todos estos ejemplos demuestran el bajo nivel del periodismo “deportivo” nacional, enceguecido con el fútbol pero que se hace el ciego y el sordo con nuestros deportistas a menos que aparezca un escándalo o un dopaje (instancias en que la noticia aparece como por arte de magia en todos los medios).

Por mi parte espero que este llamado de atención sea un remezón para nuestro periodismo deportivo nacional para que estén con nuestros deportistas en las buenas y en las malas, en vez de aparecerse solo para los días que duran los Juegos Olímpicos.

Escrito por Daniel Arellano
Foto: Archivo

  • Koke Migueles

    Todo mi apoyo Daniel