Faltos de respeto

Lunes, 21:45 hrs. Me preparo para ver los bloques “deportivos” de la TV abierta nacional justo el día en que Cristián Valenzuela entrega un nuevo título mundial para Chile. Para cualquiera que guste del deporte, lo logrado por el atleta nacional merece ser LA noticia deportiva del día, por lo que deberían darle una nota a su triunfo y otra a su ejemplo de vida. Es lo que cualquiera, sin siquiera tener idea de TV, esperaría.

Comienza el Zapping en Canal 13 con su “Digan la verdad” (entre paréntesis, que mal nombre para un programa deportivo. Suena más a título de programa del Investigation Discovery), el cual abre con una nota relacionada al fútbol. Siguen con una entrevista a Héctor Tapia (más fútbol), mientras que el título mundial de Cristián Valenzuela queda para el final del bloque. Y estamos hablando del canal que se enorgullece de aparecer como auspiciador del Team Chile.

Vamos por TVN, la cosa puede estar mejor. La verdad es que no. Más de 3 minutos a la polémica del penal cobrado a favor de Colo Colo y una larga entrevista a Sampaoli son más “importantes” que un título mundial, el cual va casi al final del bloque, y no más de 1 minuto.

Por redes sociales me avisan que en Mega le dieron menos de 1 minuto y que en Chilevisión el triunfo de Cristián no existe. Para el canal ligado a Time Warner solo existe el fútbol, especialmente Colo Colo y el clásico del fin de semana.

Lo visto en la TV abierta de este lunes simplemente es una nueva muestra de como estos medios no tienen respeto con los triunfos de los deportistas nacionales. Incluso alguien como yo, que no sabe nada del negocio televisivo, tiene claro que UN TÍTULO MUNDIAL es mil veces más importante que la polémica de un penal en un partido que no define nada.

Para mi, lo sucedido esta noche de lunes tiene un solo nombre: FALTA DE RESPETO. Ni más ni menos. ¿Hasta cuando nuestros deportistas tendrán que soportar el trato otorgado por la TV abierta? ¿Cuanto tendremos que esperar para que los “otros deportes” no sean vistos como algo a no tratar porque bajan el rating, no marcan, no venden, como los “gurues” de la pantalla chica no dudan en pontificar, basándose en la mentira llamada rating?

Quizás algunos me preguntarán porqué insisto tanto con la TV abierta, un medio que viene de capa caída ante las nuevas alternativas como Youtube y Netflix. Lamentablemente, en Chile, parte importante de la población aún se informa a través de este medio. No todos en nuestro país tienen Twitter o leen medios como el nuestro (como nos gustaría tener esa llegada de 500000 visitantes en un solo día, que no la tenemos), por lo que exigirle a la TV abierta, y a los periodistas deportivos que trabajan en ella, el hacer un periodismo deportivo a la altura de lo que la gente pide e inclusivo de todos los deportes, es lo mínimo que podemos hacer.

Ya estamos hartos de escuchar, cada 4 años, a las “figuras” del periodismo deportivo de nuestra TV abierta hacer el mea culpa de que deberían darle más cobertura a los “otros deportes”. Eso no sirve, es show, es llanto, es patético. Ya estamos hartos de que los logros de nuestros deportistas pasen desapercibidos para gran parte de la población chilena. Ya estamos hartos de que en Chile el bloque “deportivo” sea Colo Colo, la UC y la U. Ya estamos hartos de que para el gol de un chileno en ligas tan lejanas como China bajen el vídeo de Youtube, mostrándolo pixelado y con mil repeticiones si hace falta pero no sean capaces de cubrir eventos deportivos importantes que están en su propia ciudad. En suma, ya estamos hartos de las faltas de respeto de la TV abierta al deporte chileno.

Escrito por Daniel Arellano

Recomendamos