Feliz 2010!!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A pocas horas de que comience el año 2010, desde este blog les quiero enviar un gran saludo, esperando que todos ustedes, quienes nos han vistado durante el 2009, tengan un gran año 2010, lleno de éxitos y buena fortuna.

Nosotros, como blog dedicado al deporte chileno, continuaremos con nuestro objetivo: mostrarles la actualidad deportiva chilena, desde aquella que está en boca de todos (el fútbol) hasta los deportes más desconocidos, desde los deportistas top hasta aquellos que participan en torneos mundiales sacando la cara por Chile pero sin mayor difusión ni cobertura. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para tener coberturas especiales de aquellos eventos que marquen la agenda deportiva de nuestro país. Tendremos columnas de opinión e invitaremos a más gente a que nos muestre su punto de vista sobre el deporte chileno.

Esperamos que en el 2010 tengamos muchos más Tomás González, Kristel Köbrich, Humberto Suazo, Alberto González, por nombrar solo a algunos. Seguiremos el Dakar 2010 y el Mundial de Fútbol. Trataremos de hacer mucho mejor este sitio y esperamos que a ustedes les guste lo que tenemos preparado para este 2010.

Vaya mi agradecimiento a Ricardo Pinto,mi partner en este proyecto, el columnista que nos ha mostrado su punto de vista sobre el fútbol y con el cual esperamos seguir la campaña chilena en los campos de Sudáfrica.

Desde aquí les decimos Feliz 2010 a los sedentarios, a los deportistas de corazón, a los que van todos los días al gimnasio, a los que solo juegan en la pichanga del fin de semana, a los que gustan del deporte solo por el tercer tiempo, a los que prefieren verlo antes que practicarlo, a los que lo usan como excusa para juntarse con los amigos al lado de un asado, a los que se preparan para recorrer los 10 kilómetros del running como si fuera la gran epopeya de su vida, a quienes nos visitan desde Chile, México, España y varios paises más. A todos ustedes, un Feliz 2010!!!!.

Escrito por: Daniel Arellano