Francisca Mardones: Pasión y perseverancia

Cuando hablamos de superhéroes, lo primero que se nos viene en mente son las numerosas historietas que nos ha tocado leer, en las cuales personajes con poderes excepcionales nos invitaron a acompañarlos a vivir aventuras y salvar el mundo de los villanos.

Pero existen otros “súper” hombres y mujeres que luchan cada día para superar sus límites, cumplir sus sueños y recordarnos que en esta vida, nada es imposible. Uno de esos superhéroes, es la tenista paralímpica Francisca Mardones.

Francisca Mardones nació en Santiago el 24 de septiembre 1977. A los 5 años, empezó a practicar deporte, eso tras ganar una competencia en bicicleta y descubrir los Juegos Olímpicos por pantalla.

“Viendo los atletas pensé ojala algún día esté ahí, quiero ser deportista de alto nivel. Me gustaban todos los deportes, no me pude decidir por ninguno. De repente me di cuenta que ya era grande y que no podía ser profesional”.

Es entonces que decidió estudiar Educación Física, pero meses antes de ingresar a la Universidad, sufrió un accidente de auto, cuyas secuelas la obligaron a optar por otra carrera universitaria, Administración Hotelera. Al titularse, consiguió una pasantía en un hotel en las Islas Vírgenes, y tal fue su desempeño, que obtuvo un empleo. Y es en el año 2000, que su vida dio un giro inesperado.

“Anunciaron un huracán. Estaba a cargo de una parte del hotel, me preocupé de que todos estén a salvo y de asegurar las áreas. Pero al momento de entrar en el bunker, me di cuenta que había olvidado de proteger un área del hotel, entonces fui caminando hasta allí. En el camino, hubo un deslizamiento de tierra y me caí en un barranco”.

Adolorida, Francisca se arrastró hasta el bunker y esperó durante dos días que la encontraran. “Durante esos dos días, no podía ni respirar, pensé que era el fin del mundo. Cuando me encontraron, tuve que volver a Chile. Me había golpeado la columna y sentía un dolor terrible”.

Al volver a Chile, se tuvo que someter a varias cirugías, las cuales fueron empeorando su estado.

“Pensé entonces, o me voy a al hoyo o sigo luchando para tener mejor calidad de vida. Tenía que revertir mi situación”.

Empezaron entonces 4 años de rehabilitación intensiva junto al Doctor Eugenio Galilea y a la kinesióloga Carolina Rehhof a quienes ella considera como sus “ángeles”.

Volver a Nacer

Cuando sufrió su accidente, Francisca pensó que nunca más iba a poder correr, saltar, subirse a un árbol. Pero se dio cuenta que volver a tener una actividad solo dependía de ella misma.

“Tenía complicaciones en la medula, me afectaba todos los miembros y tuve que hacer prueba de una fuerza extrema para volver a controlar mis gestos. Pero si tú no haces la pega, nadie la va a hacer por ti, porque al fin y al cabo, el beneficiado eres tú”.

6 años atrás, Doris Gildemeister (quien incursionó el tenis en silla de ruedas en Chile) la invitó a jugar tenis. Sin pensarlo aceptó y fue cuando volvió a nacer.

“Descubrí que existían circuitos nacionales, internacionales, torneos y me di cuenta que era lo que había estado esperando toda mi vida. Empecé a entrenar, a aprender, fui participando en torneos y a ganarlos. Viaje a muchos países y hoy en día estoy entre las 25 mejores del mundo. Pude cumplir el sueño de participar en los Juegos Paralímpicos, era el sueño de mi vida. Me siento privilegiada”

Y ese sueño lo logró teniendo fe en ella misma, aceptando su situación y gracias al apoyo constante de su familia, sus entrenadores y sus auspiciadores.

“Este era mi destino. Fue súper difícil entenderlo, fue algo fuerte, pero era lo que tenía que vivir para hoy en día, sentirme tan feliz”.

Desde el principio, Francisca cuenta con el apoyo de la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), de Reebok, auspicio que la nombró rostro latino-americano, y Wilson. También agradece el apoyo constante de ADO Chile y del IND, sin olvidar a los dirigentes del Comité Olímpico.

Londres 2012, cumpliendo un sueño

“Fue increíble, jugar en un court central y que el publico te ovacione. La gente ya estaba revolucionada por los Juegos Olímpicos y cuando llegamos nosotros, los deportistas paralímpicos, no podían creer que también podíamos hacer lo mismo que los deportistas convencionales. La pase increíble, lo viví a concho y estoy agradecida de la vida, por haber tenido esta oportunidad”

Su rendimiento en Londres le permitió quedar entre las 16 mejores mundiales pero Francisca se proyecta aun más.

“No tengo limites. Mi único tope, es ser numero 1 porque no existe numero 0 y voy a seguir luchando para lograrlo. Además de los mundiales, estoy pensando en los Juegos Sudamericanos de Santiago 2014, y también en los Panamericanos de 2015, donde quiero repetir mi performance del año 2007 (medallista de bronce) y obviamente en los Juegos Paralímpicos de Rio en 2016. Cuatro años pasan rapidísimo, hay que estar a full”.

Santiago 2014: primeros juegos Para-sudamericanos

Durante los Juegos Paralímpicos, la televisión chilena no se preocupó de cubrir en demasía el evento a pesar de tener cada año la Teletón. Para Francisca, esto se debe en gran parte que en Chile, al no haber mucho conocimiento del Mundo Paralimpico, no era muy atractivo para la tv, y a eso se suma que la Federación Paralímpica Chilena hace un tiempo se desafilió, por eso no habia una estructura que los promocionara.

“Nunca se dimensionó en Chile lo que era el evento, lo que era el deporte paralímpico, lo que uno hace. Acá hay muy pocas competencias donde la gente pueda descubrir nuestro trabajo. Pero por suerte, los Juegos Para-sudamericanos demuestran que se está logrando un cambio de mentalidad. Chile se está abriendo y eso nos puede permitir explicarle a la gente que el deporte puede cambiar una vida, que uno no se debe echar a morir. En Chile, la gente es muy amorosa y ayuda, pero ya no nos tienen que mirar con lastima sino que ver todo lo positivo que podemos entregar”.

Para un reconocimiento de los deportistas

Hace poco se formó DAR Chile, una agrupación de deportistas de alto rendimiento. Con eso, esperan que nazca una cultura deportiva en todos los sectores de la sociedad, y que los deportistas se consideren profesionales. Según Francisca, la unión de los deportistas es la clave para que Chile, en un futuro, sea una potencia.

“La clave es trabajar juntos y con objetivos concretos y positivos. Lamentablemente hay gente que todavía piensa que el éxito del otro le va a quitar reconocimiento. Pero los éxitos y el triunfo de uno, significa el triunfo de todos”

Y en cuanto a la creación de un Comité Paralímpico, si bien seria “optimo”, el objetivo es que deportistas convencionales y paralímpicos, formen un gran equipo y que exista una estructura que evalúe y analice cada caso, además de promover el deporte.

“Se da mucho el tema de la farándula pero qué mejor ejemplo que un deportista que le da el ejemplo a los niños de lo que es el trabajo, la constancia y también a gente adulta que algunas veces ven sus objetivos o sus anhelos como imposibles”

Apasionada por el deporte

Hace cuatro años que Francisca entrena a un grupo de 30 a 40 alumnos con distintas capacidades, un proyecto que desarrolló junto a la municipalidad de Las Condes. Además de sus entrenamientos, también da charlas motivacionales, para explicar que la discapacidad no es una fatalidad.

“Nunca me he sentido discapacitada, hago crossfit y le encuentro la vuelta a todo. Nada debe ser un obstáculo y nunca hay que amargarse si una infraestructura no está adaptada para personas con capacidades distintas”

No se atreve a hablar de su retiro del mundo del tenis ya que explica que en el deporte paralímpico no existe un tope, ya que un accidente puede ocurrir a cualquier edad. Pero lo cierto es que no quiere alejarse de lo que la hace más feliz.

“Mi idea es seguir vinculada al deporte como entrenadora o dirigente. Creo que es súper importante que todos los que pertenecimos al alto rendimiento, sigamos comprometidos con esto, y sigamos trabajando para mejorar el deporte en chile”

Si un consejo tiene para los todos los deportistas, es que el deporte es “triunfo y fracaso. De todo se aprende. Las derrotas permiten ir perfeccionándose, de a poco vas entregando tu excelencia y cuando llegas a ese punto, los resultados llegan solos”.

Francisca entrena en el Estadio Croata, con Vladimir Santana, pero también en Estados Unidos, en la ciudad de Austin (Texas), con Fernando Velasco. Su perseverancia, motivación, transparencia, fuerza mental y humildad, de seguro la harán llegar lejos, y le permitirán cumplir todos sus objetivos.

Entrevista realizada por Rose Colombel

Recomendamos