Gran Premio de la Hermandad se correrá bajo condiciones climáticas adversas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A la nieve, la lluvia, el viento, el barro y a un camino complejo se enfrentarán este fin de semana 208 binomios de Chile y Argentina en la versión 44° del Gran Premio de la Hermandad con un recorrido total de 820 kilómetros, que largará protocolarmente este viernes a las 18:00 horas desde el municipio de la ciudad trasandina en la isla de Tierra del Fuego con la presencia de las principales autoridades fueguinas de ambos países.

Será una nueva fiesta deportiva al sur del mundo que no solo la esperan y siguen las tripulaciones que toman parte, sino que también los estancieros, trabajadores y lugareños que cada año salen a la ruta a presenciar el paso de los autos que luchan por permanecer en el camino buscando el mejor de los cronos en una tradición que se arrastra desde 1974, cuando se efectuó la primera carrera con 14 máquinas, y que ni el conflicto bélico entre ambos países en 1978 detuvo la prueba.

Con el tiempo se fueron sumando más adeptos a esta carrera de autos que va de los mil a dos mil centímetros cúbicos, preparados para resistir los más de 800 kilómetros sobre un camino lleno de curvas, ciegos, hoyos, charcos, barro y nieve porque cada año se disputa en esta fecha de agosto en conmemoración a los libertadores de las dos naciones: José de San Martín y Bernardo O’Higgins. El primero murió un 17 de agosto y el segundo nació un 20 de agosto.

Y como el Gran Premio de la Hermandad es una prueba difícil, la primera gran dificultad se produjo en tierra argentina, luego que las autoridades locales de Río Grande suspendieran por razones de seguridad la etapa clasificatoria que se iba a realizar este viernes 18 en una zona de la ciudad. De tal manera la carrera largará protocolarmente a las 18:00 horas del viernes frente al municipio de la ciudad trasandina.

La novedad en Chile de la versión 44° del Gran Premio de la Hermandad será la presencia del Ministro del Deportes, Pablo Squella, quien recibirá a los autos en competencia el sábado por la tarde en Porvenir y le dará la partida en la misma ciudad durante la mañana del domingo 20 hacia Río Grande, donde estará la meta final, en un hecho histórico, pues es primera vez que un ministro de Estado es invitado para estar presente en la carrera.

El propio ministro Squella participó la semana pasada de la ceremonia de lanzamiento de la prueba en el Congreso Nacional en Valparaíso, acción similar ocurrida hace un mes en el congreso de Argentina en Buenos Aires.

En otro aspecto, los organizadores y autoridades de la prueba en Tierra del Fuego han hecho hincapié en el tema de la seguridad respecto del público y de los autos, para lo cual se han tomado importantes medidas tanto en el lado argentino como chileno para evitar inconvenientes de todo tipo.

En lo competitivo, el sábado 19, a las 8:30 horas en Río Grande, se efectuará el izamiento de los pabellones nacionales. Y a las 9:00 largará el primer auto con destino a Porvenir en un tramo de 420 kilómetros, de los cuales 100 serán de especiales por rutas privadas del lado argentino.

El domingo 20 -a las 8:30- se desarrollará en Porvenir la ceremonia de izamiento de las banderas. Y a las 9:00 la carrera largará hacia Río Grande con un total de 400 kilómetros, de los cuales 300 serán de prime en el sector chileno. A las 20:00 horas se efectuará la premiación a los ganadores de las diferentes categorías en el Club San Martín de Río Grande en Argentina.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Comunicado de Prensa

Recomendamos