Karen Gallardo y Víctor Aravena lograron oro en última jornada del Nacional de Atletismo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Su novena corona como campeón nacional sobre los cinco mil metros y su regreso a la pista del Estadio Nacional donde hace un mes anotó el triunfo en los Juegos Suramericanos Santiago 2014, logró esta mañana el fondista que anarbola la esperanza criolla sobre los 12,5 giros al óvalo, el coronelino Víctor Aravena, tras ganar de punta a cabo la carrera y confirmar su hegemonía en la distancia con un crono de 14.36,22 minutos. Junto a él, la discóbola recordwoman chilena y también oro en los Odesur, la copiapina Karen Gallardo, alzó el cetro de la competición con un mejor envío de 52.32 metros. Las marcas dan cuenta ya del inicio del período básico para afrontar un año que traerá Iberoamericano (agosto, Sao Paulo) y también Panamericano específico (agosto, México), pero también hablan de la contundencia en estándares de base en la primera línea de acción.

Fue con estos triunfos que se cerró un Campeonato Nacional que reunió a cerca de un millar de atletas de todas las regiones del país y en el que asomaron desde ya figuras de provincia llamadas a ser protagonistas del desarrollo de la Atlética chilena en corto tiempo, como la steeplechista María José Calfilaf con 11.16,93 en los tres mil con obstáculos, y el recordman sudamericano del martillo Humberto Mansilla con 71.79, ambos de Temuco y con las mejores marcas técnicas en Juveniles. A ellos se sumaron dos nortinos con el honor técnico en la serie Adultos: Karen Gallardo con su tiro estrella de hoy en el disco, junto al registro logrado en la víspera por el ariqueño Yerko Araya y su 1hr.26,08,5 en los 20 mil metros marcha. O sea: la fuerza regional marcó enorme presencia en Ñuñoa.

A primera hora de la mañana Víctor Aravena salió a reencontrarse con la sintética ñuñoína. Después de los Suramericanos sufrió una durísima afección estomacal que lo tuvo 10 días sin entrenar. Empezó a trotar el viernes pasado, media hora apenas, ayer hizo un calentamiento de 20 minutos, y hoy se paró en la pista para demostrar de qué estaba hecho. Y la respuesta de la sintética fue clara: Aravena está hecho de oro. Los primeros tres mil metros los corrió a ritmo lento, a tres minutos el mil, pero se esforzó al máximo corriendo en solitario en la delantera y subió a una pasada de 2.40 el mil en los últimos dos kilómetros, para cerrar una faena ardua pero contundente con 14.36,22 y la alegría de saberse campeón de Chile por novena vez. Compartió podio con Ariel Méndez, segundo con 15.02,04 y con Felipe Matamala con 15.11,12 ambos de la U. de Los Lagos.

Aravena viajará en mayo a España para desarrollar un intenso período de entrenamiento y competiciones que tienen como objetivo alistar el Iberoamericano y el Panamericano, en los cuales la meta es bajar de 13.35,00 e incluso bordear los 13.30,00. No es un sueño: Aravena está quinto en el ranking chileno permanente de los cinco mil metros con su gran registro de 13.49,71 de 2013, ahí mismo en Ñuñoa. Y es el llamado a batir el record chileno que aún ostenta el brillante Mauricio Díaz con sus 13.23,7 de 2001.

“Mi gran sueño es llegar a los Olímpicos de Río 2016 en mi prueba favorita, los cinco mil metros, y para ello debo estar en el rango del récord de Chile. Ahora voy a correr en Europa, lo necesito para poder hacer marcas buenas. Aquí siempre tengo que tirar la carrera y allá en Europa en cambio voy a correr con deportistas de nivel mundial y podré ojalá estar bajando de 13.35,00. En cuanto a este Nacional, estoy feliz de haber corrido, agradecido de la Federación Atlética de Chile por invitarme a correr y por todo su trabajo por los atletas. Y bueno, este oro es una tremenda alegría ya que es la novena vez que gano el Nacional y sin haberme podido preparar bien por temas de salud, más feliz estoy de haberlo logrado con lo que quedaba de los Juegos Santiago 2014’’, dijo el fondista.

Y en el foso del disco, Karen Gallardo dominó el implemento una vez más con una serie de nulo-50.40-49.58-52.32-50.85-51.51. Sus 52.32 metros son una marca que la mantiene en un nivel de base interesante y que le permite aspirar a registros de importante talla técnica este año. “Estoy contenta porque se logró el objetivo, que era ganar, la marca estuvo dentro de los parámetros. Ya estamos pensando en agosto con Iberoamericano y Panamericano y en los dos torneos pensando en la medalla. En cuanto al récord de Chile (60.48 de 2011), la idea es batirlo. Hemos estado cerca muchas veces pero ya hay que dar el paso’’, dijo Karen Gallardo. El podio lo completaron las cruzadas Ivana Gallardo con 47.07 y Marcela Barrientos con 37.23, al cierre de un Nacional que dejó sabores alegres para la Atlética chilena.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Gentileza Fedachi

Recomendamos