La odisea de Héctor Marchant, campeón de Mountainbike Panamericano categoría Master

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Una agradable sorpresa no sólo para la provincia, sino que también para el país, dio el viernes pasado el ciclista Héctor Marchant González, que se convirtió en campeón del Panamericano de Mountainbike de Barbacena, Brasil, en la categoría Master A1. La hazaña conseguida por el oriundo de El Sobrante, en la comuna de Petorca, fue la culminación de una carrera deportiva de años, pero que estuvo a punto de no cumplirse por falta de recursos. El sobrantino estuvo cerca de perderse el evento continental, lo que sí sucedió con los otros exponentes de la zona clasificados, por lo que todas las esperanzas de medalla estaban puestas en él.

De vuelta en Chile, aún no asimila por completo la magnitud de su triunfo, que es el mejor de su categoría en el continente. “Todavía la estoy como pensando, pensando lo que se hizo. No voy a decir que fue extraño lo que se logró, pero es rara la sensación, por que tampoco había sido campeón nacional en ninguna de las categorías que había competido. Tenía que llegar en algún momento lo de ser campeón y llegó ahora”, asegura todavía emocionado Marchant.

El sentimiento se explica porque no fue nada sencillo llegar hasta ahí, estuvo a punto de quedar fuera, porque a escasos días de viajar no tenía el dinero necesario ni siquiera para los pasajes. Por eso, inició una campaña en facebook, junto a sus familiares y amigos más cercanos, que buscaba reunir recursos para él y los otros competidores de su familia también clasificados, sus sobrinos Martín Marchant y Enrique Rivera Marchant, siendo éste último quien se quedó fuera de la opción de representar a Chile, pues todo lo obtenido se destinó al viaje de Héctor y Martín. A pesar de estar siempre en los primeros lugares de los campeonatos nacionales, Rivera, optó por ceder su lugar a los otros miembros del clan Marchant.

El ahora campeón panamericano no puede evitar sentir impotencia por esta situación, siente que quienes van a representar al país en certámenes internacionales no debiesen tener este tipo de trabas, y lo atribuye al poco apoyo que existe en Chile hacia la mayoría de los deportes. Según Marchant, “a excepción del fútbol, pasa mucho que en el país no se ayuda mucho a los deportistas. Además, el mountain bike al no ser masivo, ser individual y más caro de implementar cuesta mucho conseguir auspicios que no sean del medio”.

Antes de enfrentarse al dilema de dónde conseguir el dinero necesario para viajar a Brasil, el corredor tuvo que enfrentar otro importante revés a fines del año pasado: el robo de su bicicleta. Así, su participación en las competencias nacionales y en este panamericano quedaba en duda. “Fue en Santiago, en noviembre. Había ido a una capacitación y llevé la bicicleta para pedalear después, entonces fui a comprar unas cosas en la misma importadora donde era la capacitación y cuando estaba en la caja pagando vino alguien de afuera entró con otra bicicleta y la cambió, me dejó una de paseo”, recuerda.

A pocos meses del panamericano, ese hurto llegó en el peor momento posible. Tuvo que olvidarse de las competencias en que participaría en el verano, hasta que consiguió que otro corredor le prestara una bicicleta, que fue con la que ganó en Brasil, y que ahora deberá comprar para seguir usando. Sólo para esto necesitará entre dos y medio y tres millones de pesos, que es el valor que tienen estas bicicletas.

Con la alegría del campeón, y casi como para no perder la costumbre, este sobrantino de 32 años tiene ahora la difícil misión de juntar el dinero para ser el dueño de su propia bicicleta, cosa que los infaltables delincuentes le quitaron. Además, mientras trabaja en su taller de bicicletas en La Ligua, tiene sólo una cosa en mente: reunir los casi dos millones de pesos que necesita para decir presente en el Campeonato Mundial Master que se realizará en septiembre, en Noruega, y donde espera estrenar internacionalmente su título de campeón panamericano. Es que este hombre respira, come y vive del mountain bike.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: Mirian Mondaca – Gentileza Soyquillota.cl
Foto: Soyquillota.cl

Recomendamos