La Roja del Básquetbol afina detalles para su partido ante Islas Vírgenes

El primer objetivo se hace presente en Valdivia. Chile se enfrentará este viernes, 30 de noviembre, a la selección de Islas Vírgenes, equipo que llega con una convocatoria de nueve jugadores a territorio chileno. Ese escenario, considerable para algunos como favorable, no produce variaciones ni exceso de confianza en el proceso que ahora encabeza Jorge Luis Álvarez, nuevo seleccionador nacional.

“La realidad de Islas Vírgenes no tiene que afectarnos. Nuestro planteamiento empieza por controlar el juego uno contra uno, que es su fuerte, además de la velocidad, que es su forma de vida y con la que se sienten cómodos. Debemos sostener nuestro juego en un buen balance defensivo, no dejarlos correr. Les he pedido a los chicos que no debemos forzar las jugadas. Hay que buscar situaciones para encontrar los espacios y generar lanzamientos cómodos”, explicó Álvarez a pocas horas de su debut como seleccionador.

Para Chile, esta ventana llegó con algunos “problemas no programados” como los definió Álvarez. “A las ausencias ya programadas de algunos jugadores por sus compromisos con sus clubes, hemos tenido algunos problemas no programados con la lesión de Sebastián Suárez y Gerardo Isla que no está al 100%”. Sin embargo, este contexto hizo que el estratega argentino valore, aún más, la buena disposición de los jugadores para salir adelante a las adversidades que se presentan en este camino eliminatorio.

Gerardo Isla es uno de los nombres propios afectado por los “problemas no programados”. El capitán de la selección sufrió un traumatismo por una mala caída en un juego de la liga local, condición que el cuerpo técnico ha vigilado con cautela para que esté en condiciones de disputar el encuentro contra Islas Vírgenes y, posteriormente, el duelo con República Dominicana.

“Hemos estado haciendo lo posible para jugar algunos minutos. Para mi es importante estar acá, siendo parte de este proceso desde largo tiempo. Aunque ahora mi situación es distinta por la lesión, estoy acá para aportar en lo que haya falta o en lo que el cuerpo técnico estime. Tenemos que Islas Vírgenes practica un básquetbol muy distinto, de correr y aprovechar las equivocaciones. Por eso debemos mantener nuestro cinco contra cinco, bajar el ritmo de juego que ellos proponen y de ahí evitar que su mejor hombre genere espacios de juego”, analizó Isla, quien, junto a José Del Solar o Franco Morales, son los responsables de guiar a un grupo que promedia 24 años de edad.

Dentro de ese grupo de jóvenes que comienzan a escribir su historia en la selección nacional se ubica Diego Low, alero de la Universidad de Concepción que podría sumar sus primeros minutos con la adulta.

“Es mi primera vez con la selección adulta. Me siento un poco ansioso, pero más motivado que nada. Quiero que esto inicie para ver cómo estará el Coliseo, sé que vendrá mi familia a verme. Si llego a obtener minutos daré lo mejor de mí para aportarle al equipo y Chile. Será un juego en el que debemos jugar con la cabeza. Manejar el ritmo con un juego pausado”, se expresó Low, quien es ficha del equipo local valdiviano de Las Ánimas.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Prensa Febachile

Recomendamos