La vergüenza de una copia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Vergüenza es poco.

Nuevamente, el deporte ha sido víctima de politiquería. La copia al pie de la letra del modelo canadiense por parte del Ministerio del Deporte e IND, no tiene justificación alguna, es el resultado de no hacer el trabajo como corresponde, de querer tener resultados ministeriales de manera populista: rápidos y visibles. Es el modus operandi de una clase política que está acostumbrada al trabajo poco serio e irresponsable, olvidando la importancia del deporte en la cohesión social, discriminación racial y/o de género, calidad de vida, entre otros.

Chile tiene tremendos desafíos de base. Varios estudios sugieren que son las organizaciones y estructuras que determinan las políticas deportivas de cada país, la segunda prioridad luego del capital. No obstante, este ministerio, no solo va en contra de las prioridades, sino que además, no proponen una reforma al sistema en general, que lleva años a cargo de los mismos de siempre, sin certeza de si cuentan con los conocimientos a la altura de los desafíos.

El señor Rodrigo Grimalt, jefe de actividad física del IND, señaló en El Mercurio que “es un marco teórico que se adapta a la realidad chilena” también que “se han tomado modelos de distintos países como Colombia o España”. Es insólito, que alguien con un cargo así, desconozca que en España, por ejemplo, el sistema es mucho más complejo que en Chile, además de descentralizado, tiene una estructura administrativa diferente, a nivel nacional, regional
y local, con presupuestos específicos, autonomía y planes propios. Además, las universidades deben dejar por ley, un 3% de las vacantes para el ingreso de deportistas de alto rendimiento, a modo de ejemplo. Entonces, cuando el señor Grimalt dice, “es un buen marco para nosotros”, deja claro cual es el problema: que les sirve a ellos, pero no a Chile.

La gravedad del asunto yace en que no se hizo ningún esfuerzo por reformar el deporte nacional desde las bases, menos transparentarlo. De haber sido así, se hubieran dado cuenta que el modelo adoptado en Canadá en conjunto con la fundación Sport For Life (Desarrollo del Atleta a Largo Plazo, en su edición del 2005), fue diseñado por y para los canadienses y no hay por donde aplicarlo en Chile, ya que no encaja con la realidad política, social, económica y cultural de nuestro país. Además, no es un sistema basado en conocimientos científicos que apunte al rendimiento, más bien a la participación, por ende no responde a las realidades de cada joven/niño.

Para que un país sea exitoso en materia deportiva el foco debe estar en el alto rendimiento. Una vez logrado esto, se trabaja sobre las organizaciones, participación, clubes y colegios, detección de talentos, apoyo post-carrera deportiva, infraestructura, etc, y no al revés, como asume la Ministra Riffo, que la participación social y masiva va a generar hábitos y una práctica sistemática, cuando no hay base alguna que soporte eso.

Por otro lado, la Ministra Riffo fue astuta en aplicar el “bottom-up effect”, es decir, construir una política comenzando con la gente, eso generó aceptación y simpatía quedando como la segunda autoridad mejor evaluada. Lo mismo sucede con la “Nueva Política Nacional de Deportes”, que nace debido a que no se tiene certeza de lo que hay que hacer, y terminará siendo un fracaso por ser absolutamente inoportuna.

Por esto, si Chile quiere tener un cambio radical en materia deportiva, un cambio radical debe hacerse. Autoridades deben dejar de pensar en los votos e ideología, y de una vez por todas hacer las cosas bien, sin parafernalia, sin show, sin palabrerías, sin derroche de recursos.

Esto no se va a lograr mediante zumba, baile entretenido o actividades esporádicas, más bien, generando en primera instancia, las condiciones para que a los deportistas actuales puedan desarrollarse, y luego reformar el sistema por completo, que incluye al MINDEP e IND, solo así, tendremos garantía que no habrá un nuevo copy-paste.

Diego Moreno Harismendy es triatleta Sub-23, Estudiante de Sociología y Política Internacional, Universidad de Auckland.

Publicado por Daniel Arellano
Foto: El Mercurio

Recomendamos