Pablo Quintanilla y José Ignacio Cornejo terminan duodécimo y séptimo en la primera jornada del Rally de Marruecos

Un mal rumbo tomado en mitad de la especial (167 kms), le impidió a Pablo Quintanilla recoger algo mejor que el 12° puesto en la primera etapa del Rally de Marruecos, donde el australiano Toby Price se impuso en 2:13:18, seguido de sus compañeros en KTM Matthias Walkner, austriaco, y Sam Sunderland, británico.

El chileno erró al dejar un lecho de río y avanzó casi diez kms en un sentido diferente al que recomendaba roadbook, situación que lo obligó a regresar al punto inicial para recuperar el tranco correcto. Además, los tres días de tormentas previos a la competencia afectaron la condición de los caminos y valles desérticos, dificultad que se vio aumentada por la escasa claridad producto de la neblina.

“Fue una especial corta, pero muy difícil en cuanto a navegación y terrenos. Fuimos por caminos rocosos, con pistas muy poco visibles después de la lluvia, y para mí no fue un buen día. Cometí un par de errores que me costaron tiempo, pero bueno; mañana será una etapa diferente y tendré una nueva oportunidad. Lo que me pasó mañana le puede pasar a otro piloto, y creo que esta carrera será muy particular: los caminos están muy rotos por las lluvias, casi no se ven y hay que sumarle los peligros por los cortes que dejó del agua que corrió. Habrá que ir con mucho cuidado…”, indicó Quintanilla.

Por su parte, el iquiqueño José Ignacio Cornejo, consiguió abrochar un positivo debut, llegando a la meta en el séptimo lugar, a 14 minutos y 23 segundos por detrás de Price.

En la primera especial cronometrada de Marruecos, el piloto de Monster Energy Honda, superó una ruta compleja, donde se sobrepuso ante las complicaciones que proponía la ruta, que también complicó a la mayoría de los competidores.

“Fue un buen primer día para mí, en la primera parte de la especial me sentí muy cómodo, con sólo un pequeño error de navegación, pero no perdí mucho tiempo”, comenzó relatando Cornejo.

La segunda parte de la carrera, mostró a un “Nacho” que sacó a relucir su experiencia, dosificando y llevando la navegación de manera más pragmática. “En la segunda parte de la especial me fui un poco más tranquilo porque estaba muy peligroso, preferí cuidarme un poco y llegar entero, a arriesgar algo”, advirtió “Nacho”.

Este sábado se disputará la segunda etapa, en pleno desierto de Merzouga, con una especial de 281 kilómetros para las motos.

Publicado y editado por Daniel Arellano
Fuentes: SMotos, Prensa Pablo Quintanilla y Prensa José Ignacio Cornejo
Foto: @quintanilla102

Recomendamos