Ramón Rojas rompe récord mundial de salto base desde 4.100 metros

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La mañana de este miércoles 20 de agosto, el profesional del Basejump y patrulla de esquí Ramón Rojas (35) realizó el salto más extremo que se ha intentado en el país. Desde 4.100 metros, a 20 kilómetros de Valle Nevado, Rojas desafió a la altura en el Adidas Basejump Challenge tras dejarse caer por un acantilado y soltando sus esquís para volar con su traje con alas (conocido universalmente como Wingsuit) en un salto de 4.100 metros.

El deportista quien llegó a eso de las 8:00 horas al aeródromo de Tobalaba acompañado de su equipo de trabajo, se traslado en helicóptero al cerro el Plomo para cumplir uno de sus grandes sueños y hacer honor a uno de sus grandes amigos Shane McConkey que en conjunto habían planeado este desafío.

Previo al salto, Ramón confesó su admiración al canadiense “Shane McConkey introdujo las mayores innovaciones al esquí, llevó y re-definió los límites de ambos deportes. El más grande esquiador y base jumper de la historia. Este es el salto de Shane, es el legado de McConkey”.

De esta manera el odontólogo de profesión, con mucha concentración voló por los aires de la capital por cerca de 40 segundos convirtiéndose en el tercer hombre en el mundo en intentar algo similar. El primero fue el canadiense Shane McConkey, pionero de la fusión de salto BASE y esquí extremo quien falleció en 2009, luego de uno de sus saltos. Otro en realizarlo fue su amigo JT Holmes quien estuvo presente en el accidente de McConkey en Italia y prometió nunca volver a efectuar un salto como este.

Hoy fue el turno de Ramón que acompañado de un soleado día voló y realizó el salto más alto de la historia de esta disciplina.

El salto que ya nadie se atrevía a hacer

El Adidas Basejump Challenge consistió en una caída libre que trasladó a Ramón desde un helicóptero para luego ser alojado en un ripio de nieve donde esquió y luego saltó un acantilado liberando sus skis. En ese instante comenzó a planear por medio del uso de un wingsuit (o traje de alas) donde finalmente aterrizó emocionado luego de abrir un paracaídas bajando por más de 4.100 metros de altura en un salto épico para el mundo BASE. Una vez terminado el salto confesó “Este es uno de los días más felices de mi vida, realizando un sueño que tenía desde hace muchos años. Este sin duda va a ser el logro más importante de mi carrera como deportista“.

Además de romper un récord en esta modalidad, el deportista Adidas finalmente pudo rememorar uno de los “hombre-pájaro” más importantes del mundo: “Siempre tuve presente la idea de realizar Ski-BASE y lo realicé por primera vez en marzo de este año. En aquella ocasión, pude compartir en muchas ocasiones con J.T. Holmes, quien había sido discípulo y compañero de saltos de Shane, esto me permitió comprender que había sucedido y a la vez encendió una nueva motivación para mí” finalizó Ramón.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Comunicado de Prensa

Recomendamos