Rodrigo Pastén alcanzó la cima de la duna más alta del mundo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El piloto chileno especializado en off road y 4×4, Rodrigo Pastén, alcanzó la cima de la duna más alta del mundo en Fiambalá, Argentina, con lo marcó un logró inédito a bordo de un Buggy Can Am Maverick Turbo XRS.

Después de una acuciosa preparación, Pastén pudo clavar en la cima de la duna “Federico Kirbus”, la bandera de Can Am, tras un duro esfuerzo por vencer la ley de gravedad y alturas considerables, las cuales tenían una base de 1.611 metros sobre el nivel del mar y 2.845 m.s.n.m. en la parte más alta de la duna, para un total de 1.245 metros de ascenso.

El viaje comenzó en Santiago de Chile, para luego dirigirse a la ciudad de Copiapó (800 Km.). A continuación el equipo expedicionario emprendió el rumbo hacia Fiambalá, Argentina, vía paso San Francisco (480 km.), llegando los cinco integrantes del grupo a los faldeos de la duna, con la firme decisión de enfrentarla para su ataque final.

“La subida final definitivamente fue lo más duro y difícil, no solo por lo blanda que estaba la arena, sino por la inclinación y por algunas piedras que habían entre medio, las cuales desestabilizaban el buggy fácilmente. Debo reconocer que pasé un par de buenos sustos y por momentos pensé no lograrlo; debí utilizar al máximo la reducción de la caja del buggy y acelerar el motor a fondo para poder seguir, afortunadamente logré encontrar una trazada que me permitió llegar arriba, claro que sin dejar de golpear con mucha fuerza algunas piedras que habían a mi paso”, narró Pastén.

“La lucha intentando hacer cumbre duró una hora, pero cuando llegué arriba, todo terminó en una explosión de emociones, no lo podía creer, es difícil describir lo que sentí allá arriba, para mí es un logro muy importante, estoy demasiado feliz y orgulloso de haber conseguido esta cumbre, agradezco a la vida por darme la oportunidad de disfrutar así mi pasión por el off road”, agregó.

Rodrigo Pastén, nació en La Serena, Chile, viene de una familia siempre ligada a los deportes motor. En 2005 inició su carrera como piloto en las competencias de 4×4 del Jeep Fun Race. En 2007 empezó a correr rally llegando a competir en el campeonato nacional de rally de Chile (Rally Mobil) el año 2010. En el año 2012 empezó a competir en los buggys llamados “UTV” siendo uno de los pioneros en Chile en este tipo de vehículos, organizando incluso la primera carrera exclusiva para estos vehículos en este país en un circuito especialmente diseñado para ellos en Santiago.

En la actualidad es piloto oficial de la marca Can Am a bordo de un Maverick XRS Turbo.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: Cooperativa.cl
Foto: Prensa Rodrigo Pastén

Recomendamos