Salón de la Fama: Raúl “Papín” Jaras

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Este viernes falleció una de las leyendas del automovilismo chileno. Me refiero a Raúl “Papín” Jaras, uno de los grandes pilotos que ha tenido nuestro país y que se destacó, principalmente, en las décadas de 1950 y 1960, perteneciente al Club Deportivo Universidad Católica, además de miembro de la orden de los Cruzados Caballeros. Además es considerado por varios expertos como uno de los más grandes pilotos en la historia del automovilismo chileno.

Es muy probable que muchos, me incluyo, solo ahora escuchemos el nombre de Raúl “Papín” Jaras, pero si conversamos con nuestros padres o abuelos, más de alguno recordará su nombre.

Raúl Jaras Fleischmann nació en Santiago el 14 de Mayo de 1931 y desde niño fue apodado “Papín”, sobrenombre con el que pasaría a la historia y que, en su época, formaba parte de un popular frase entre los jóvenes tuercas quienes decían “tan rápido como Papín Jaras”.

“Papín” comenzó como muchos pilótos a bordo de una motocicleta, debutando en los autos cuando contaba con solo 17 años, en 1948. Lo más increible es que al momento de su debut no tenía permiso de su padre para competir y, en una gran ironía, licencia de conducir.

A los 19 años, en Diciembre de 1950, se queda con el triunfo en la carrera preliminar del único Grand Prix de Chile para autos de fórmula, en el circuito de Pedro de Valdivia Norte. La carrera principal la ganó un nombre muy familar para el fanático tuerca: El mítico Juan Manuel Fangio, quien por años tuvo el récord de campeonatos en la Fórmula 1 con 5, marca que solo pudo ser quebrada por Michael Schumacher.

Su carrera está identificada con la marca Chevrolet de la General Motors disputando interesantes y reñidas competencias contra los autos de la marca Ford.

En la década de 1950 y 1960 “Papín” ganó en practicamente todos los círcuitos existentes en esa época en nuestro país a bordo de su característico Chevrolet Wayne de color rojo. Los fanáticos tuercas lo veían alzarse con el triunfo en Las Tres Provincias, el Circuito Sur, el de Pedro de Valdivia, el del Parque Cousiño, el de Limache, el de Quilpué-Villa Alemana, el Circuito de Los Dominicos, el de Viña del Mar y el de La Serena. Pero sus triunfos no solo fueron en Chile. Perú y Argentina también conocieron de las cualidades automovilísticas de “Papín”.

“Papín” Jaras también se destaco en las carreras de largo aliento, categoría bastante común en aquellos años. A comienzos de 1965 es el único chileno en disputarles a los mejores pilotos trasandinos la famosa Carrera Internacional Dos Océanos, entre Mar del Plata y Viña del Mar, con regreso hasta la ciudad balneario en el Atlántico. Rojas logró un más que merecido sexto lugar. En este tipo de carreras también se destacan sus triunfos en el Gran Premio Puerto Montt-Santiago de 1958, y el Gran Premio SOPESUR, que unía Santiago, Puerto Montt y Concepción, donde venció en dos versiones seguidas, las de los años 1964 y 1965. Vale consignar que sus tiempos eran verdaderamente notables, si consideramos las condiciones de la Ruta 5 Sur por 1965. Se han consignado tiempos de Santiago a Temuco, de 3 horas 36 minutos 4 segundos; de Santiago a Valdivia en 4 horas 36 minutos; de Santiago a Puerto Montt en 5 horas 54 minutos y 25 segundos

En 1969 se radicó en Argentina donde fue piloto del poderoso equipo oficial Torino de la fábrica IKA-Renaul, saliendo campeón ese mismo año. En esos autos también logró una hazaña al unir Buenos Aires con Nueva York en 9 días y medio de viaje.

Un grave accidente sufrido en Argentina a fines de la década del ’70, del cual se pudo recuperar, terminó con su carrera la cual está llena de triunfos y hazañas casi épicas, desconocidas para la gran mayoría de nosotros.

En 2010, el Círculo de Periodistas Deportivos lo condecoró con la estatuilla “Antiguo Deportista”, por su enorme aporte al automovilismo nacional.

Raúl “Papín” Jaras ha partido pero su recuerdo quedará en los libros de historia y en la memoria de los fanáticos que tuvieron la suerte y el honor de disfrutar de sus triunfos.

Escrito por Daniel Arellano
Nota basada en escrito de Rodrigo Velasco para web Club Automóviles Sport Vitacura

Recomendamos

  • erika lópez

    El accidente que tuvo Papín no fue en Argentina sino en Chile en Angostura. Por ese caminao vía Sur iba hacia la Argentina pero ocurrió en Chile. Quien se dió cuenta que no había fallecido fue uno de los cantante del Duo Los Perlas “El Flaco”. Fue por ello que su hospitalización fue en el Hospital El Salvador. En ese tiempo estaba casado con la Argentina Ana Moreno Eggel y quien le escribe este escrito es su tercera esposa Erika.