The North Face Deep Andes llevó a cuatro deportistas al corazón de la Cordillera de los Andes

Los referentes del freeski nacional Cristóbal “Chopo” Díaz y su hermana Soledad, Vicente Sutil y el montañista Sebastián Rojas, descubrieron y demostraron –a más de 4 mil metros sobre el nivel del mar, soportando 15 grados bajo cero y con caminatas en randonee de hasta 5 horas diarias–, el verdadero potencial de la Cordillera de los Andes.

En pleno corazón de la Cordillera de los Andes, apenas a 5 kilómetros de la frontera con Argentina y solo acompañados por su equipamiento. Dos helicópteros se alejan en el horizonte rumbo al valle de Santiago. Luego de casi 40 minutos de viaje, cuatro seres humanos se enfrentan a la inmensidad de la Cordillera en pleno invierno en la Zona Central. Al frente se yergue majestuoso el Volcán Tupungato y un desafío mayor para el grupo: alcanzar zonas inexploradas en las montañas que los rodean para luego descender por nieves vírgenes.

A 4 mil 200 metros sobre el nivel del mar, así comienza The North Face Deep Andes, un hito nunca antes realizado por el freeski chileno.

Escalada y freeski al límite en las profundidades de Los Andes

El objetivo de la expedición era explorar y mostrar que Chile tiene un potencial gigante en su Cordillera. Aquí se junta la necesidad de aventurarse en lo desconocido y encontrar las mejores condiciones para esta disciplina, aprovechando las bondades que entrega la Cordillera más extensa del mundo.

Durante la extenuante expedición, los atletas se exigieron al máximo de sus capacidades primero escalando las empinadas paredes de nieve y hielo de los macizos colindantes al campamento base. La caminata en randonee comenzaba a las 5 y media de la mañana para aprovechar la luz de la luna sobre las montañas. El filo de las cornisas no era la meta, sino la mitad del camino. Varias horas de randonee después conseguían bajar a velocidades que sólo estos avezados deportistas se atreverían, trazando líneas en nieve virgen y chutes (canalones de nieve) nunca antes explorados.

El grupo fue liderado por el freeskier Cristóbal “Chopo” Díaz, el esquiador con más experiencia en estas lides en nuestro país, y el montañista Sebastián Rojas, escalador y también esquiador experto. El grupo lo completaba el joven y promisorio Vicente Sutil, y la única audaz mujer del grupo: Soledad Díaz, primera chilena en convertirse en guía de heliski, nada menos que en Alaska, EE.UU. Entre todos, una robustísima selección nacional de freeski.

“Es impresionante los kilómetros de Cordillera que aún siguen sin ser explorados. Fue una oportunidad única poder vivir en carne propia la inmensidad de la Cordillera de los Andes” Comentó Cristóbal “Chopo” Díaz.

“Fue una experiencia única”, señala Soledad Díaz y agrega que “ser la única mujer que participó de este desafío, me motivó muchísimo más porque pude disfrutar aún más de esta experiencia” enfatiza la freeskier nacional.

Los deportistas iban preparados física y mentalmente para este desafío en la mitad de la Cordillera. Además de los elementos de seguridad de rigor, la colección Steep Series™ de The North Face fue desplegada y aprovechada en su totalidad por los atletas.

El equipamiento utilizado por estos deportistas permitió para poder llevar a cabo esta aventura, siendo fundamentales para estos osados deportistas, quienes pudieron cumplir a cabalidad su misión.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y video: Comunicado de Prensa
Foto: Jeremías Marinovich

Recomendamos