Alberto Abarza: “Yo dependo del ejercicio para poder mantenerme vivo”

Una situación complicada es la que vive actualmente el nadador paralímpico nacional Alberto Abarza, debido a que no ha podido entrenar desde hace 5 meses, producto de la pandemia del coronavirus.

La falta de entrenamientos no solo supone un problema de cara a los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, que se realizarán en 2021 debido a la pandemia, sino que también a otra temática igual de compleja: Su estado de salud.

Abarza conversó en esta jornada con el portal Bío-Bío Chile donde dio a conocer más detalles sobre su actual situación indicando que en marzo, tras volver de Europa, donde estuvo entrenando algunos meses, “tuve una conversación con el Comité, que no iban a estar abierta las piscinas. Uno siempre va a esperar más de lo que te pueden ofrecer, uno piensa que es deportista de alto rendimiento y eso conlleva a más exigencias. No solo en lo deportivo sino que también por mi discapacidad. Yo dependo del ejercicio para poder mantenerme vivo básicamente. Mi discapacidad me va atrofiando día a día”.

Partí entrenando en casa pero pasaron los meses y no tenía respuesta de cuando volvería a entrenar, entendiendo todo este escenario de pandemia”, agregó.

Consultado si recibió ayuda por parte de las autoridades y si hubo comunicación con el Comité Paralímpico, Abarza indicó que “Hubo comunicación, pero es decir ‘estoy esperando algo pero no llega’… Sí recibí ayuda del ministerio del Deporte. La ministra Cecilia Pérez me envío un kit de ejercicios.”.

De todas maneras, el para nadador nacional agregó que hubo un par de llamados con el Comité Paralímpico pero no hubo un ofrecimiento concreto de un lugar para entrenar. Ante eso, Abarza llegó a pensar en comprarse una piscina “pero me salía 30 millones de pesos. No tenía ese dinero para poder comprarla. Yo sé que hay una voluntad tremenda del Comité de poder hacer las cosas y ayudar a los deportistas, nunca lo he desconocido. Aquí no se trata de dinero, es una cosa de gestión.”, agregó.

Ante la pregunta de si el Comité Paralímpico debería dar un poco más, Abarza respondió que “A veces falta más comunicación, mis rivales están entrenando y yo no. Yo entiendo que estamos en medio de una pandemia y me están cuidando para no enfermarme. Pero también pensemos que Alberto Abarza tiene una discapacidad que avanza día a día. Si no hace deporte, se va a morir igual. Necesito el deporte y también cuidarme de la pandemia”.

Sobre si ha hablado con la Ministra sobre este tema, la respuesta del deportista nacional fue que “Ella se comprometió a ayudarme para gestionar permisos y todo eso. Yo sé que hay muchas cosas que no dependen de ella. He tenido súper buena comunicación, me he sentido escuchado. Ricardo Elizalde (presidente del Comité) también me llama, pero hay soluciones que no pueden esperar 5 meses, aunque te llamen todos los días”.

Con respecto a su estado de salud, Abarza, quien sufre del síndrome de Charcot-Marie-Tooth, declaró que este “Ha empeorado, la pandemia ha afectado muchísimo. Como no hemos podido entrenar ni tener médicos constantes, la discapacidad ha avanzado. Al rango de las piernas, ya duele mucho, los brazos no se mueven como antes. Si bien hay un golpe anímico tremendo como el nacimiento de mi hija, para hacer un abdominal necesito que me ayuden, pero mi señora no puede hacerlo porque está embarazada”.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

Durante 12 años te hemos informado del deporte chileno que no sale en TV abierta, pero no podemos seguir sin tu ayuda. Realiza una donación desde $1000 o suscríbete desde $5000 mensuales y estarás apoyando el periodismo deportivo independiente

DONACIONES
SUSCRIPCIONES

Escrito por Daniel Arellano
Fuente: Bío Bío Chile
Foto: Archivo El Mercurio