Citroën se rearma para la fecha en Pichilemu del Rally Mobil 2016

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dos accidentes de consideración hicieron que la primera fecha fuera para el olvido en el equipo oficial de Citroën. Vicente García – Huidobro y Ricardo Rojas abandonaban la competencia tras perder la trayectoria del DS3, luego de un marcaje defectuoso. La situación los llevó a detenerse luego de impactar parte de la vegetación aledaña al trazado de la tercera prueba del día sábado.

La misma historia se repitió para Andrés Margozzini, piloto que acompañado por Sebastián Vera perdió el control del vehículo, saliéndose de la pista y dejando muy a mal traer su vehículo, en la prueba especial número seis del mismo día sábado.

Afortunadamente, dichos incidentes no tuvieron consecuencias personales que lamentar, y sólo hubo daños considerables en los autos. Sin embargo, el piloto Vicente García – Huidobro se dio el tiempo para hablarnos del estado de los vehículos y si estos llegan a la segunda fecha en la sexta región: “Finalmente, sólo fue lata y no mucho más que eso. Por suerte los repuestos los tenemos todos disponibles acá y no tendremos que encargar nada”.

Profundizando en el diagnóstico, Vicente nos cuenta: “Hay harta lata que enderezar pero lo estructural está mejor de lo que pensábamos. De igual manera, nosotros tenemos un chasis de repuesto que utilizaremos para armar uno de los autos; el otro, lo vamos a reparar”, señaló.

Sus declaraciones dan cuenta del trabajo organizado de la estructura para poder estar de vuelta en sus respectivas categorías. Además, descarta alguna otra consecuencia luego de las lamentables situaciones vividas por él y por Margozzini en la fecha chilota: “La verdad es que no hay otro inconveniente mayor. El auto de Andrés creo que rompió unos flexibles, soportes y algunas piezas de la dirección. En mi auto, además del chasis, no hay prácticamente nada; de hecho en Chiloé le cambiaron el radiador, lo prendieron y lo subieron al camión andando”.

El piloto de la R3 resume todo en la siguiente frase: “Se vio todo muy feo, pero cuando empezamos a desarmar, nos dimos cuenta que era menos grave de lo que pensábamos”. Lo anterior hace que el piloto asegure la presencia del equipo completo en la segunda fecha en Pichilemu.

Finalmente, el piloto devela que la estrategia para la siguiente fecha no variará: “Lo que nos pasó en Chiloé fue un tema de marcaje, pero nosotros siempre vamos a ir a ganar. Si no vamos con esa mentalidad, mejor no corremos. Hoy tenemos equipo gracias a Citroën, que es uno de nuestros auspiciadores y queremos recuperar los puntos perdidos”.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Prensa Rally Mobil

Recomendamos