Daniela Maureira: “Nosotras queremos ir al Mundial”

La capitana de la selección nacional de vóleibol piso, Daniela Maureira, fue la invitada a Punto a Punto, programa de conversación que transmite la FEVOCHI a través de su cuenta de Instagram.

En conversación con el periodista Cristian León la deportista nos habló de sus comienzos en el vóleibol, se refirió al histórico título sudamericano que obtuvieron en Lima el año pasado y a las expectativas que tienen para el próximo Sudamericano Femenino U18, el que se realizará en nuestro país.

“Cuando era pequeña siempre estuve ligada al deporte. En el colegio practicaba gimnasia, donde también se realizaba paralelamente un taller de vóleibol, por lo que siempre estaba mirando para el lado lo que hacían. Si bien, al principio no me llamaba mucho la atención, cuando entró una amiga a vóleibol yo la seguí, comenzando así con esta disciplina a los 10 años, quedando encantada con ella y deseando no dejarla nunca más”, partió diciendo la joven seleccionada nacional.

Además, agregó que “cuando llevaba aproximadamente un año en el seleccionado de vóleibol de mi colegio, mi profesor me dijo que tenía las condiciones para unirme a un club deportivo, aconsejándome el Boston College. Ante eso, y con el apoyo de mis padres, quienes siempre me han apoyado, tomé la decisión de ir a probarme en el Boston, un gran club en el que finalmente logré quedar”.

Con respecto a las experiencias que ha vivido justamente con el Boston College, la voleibolista chilena afirmó que “este club me cambió la vida a mí y a mi familia, ya que me tocó pasar por distintas categorías y cuando me tocó pasar a la categoría U14 se acercó a mí y a mi familia el entrenador Jorge Quintana para hablarnos de un proyecto que tenía el club para clasificar a un evento mundial, ofreciéndonos una oportunidad irrechazable en cuanto a becas y esas cosas. Eso nos llevó con mis padres a mudarnos posteriormente de Calera de Tango a Alto Macul, lo que significó un paso muy importante para impulsar mi carrera en el vóleibol.

Ante estos importantes pasos que ha dado desde muy pequeña en su carrera deportiva, Maureira comentó la trascendencia que ha tenido su familia para lograr cada objetivo, asegurando que “mi padre Daniel Maureira y mi madre Loreto Contreras han sido un pilar fundamental en mi desarrollo deportivo, apoyándome constantemente. El mismo hecho de habernos cambiado de casa para contar con la posibilidad de entrenar de mejor manera, modificando nuestras vidas, me dieron todas las facilidades para que continuar creciendo en el vóleibol y más. Sin ellos nada sería posible”.

Refiriéndose a sus primeros duelos a nivel internacional, la deportista contó que “mientras competía por Boston College, también lo hacía paralelamente por el colegio Sagrado Corazones en torneos escolares, de hecho, con ellos competí en el Sudamericano Escolar, mi primera experiencia internacional en el vóleibol. Recuerdo con mucho cariño esos momentos, los que a la larga te van ayudando a manejar distintas situaciones que se van presentando más adelante en la carrera deportiva”.

Mientras que, al momento de hablar sobre su llegada a la selección nacional, la seleccionada de 16 años de edad recordó que “FEVOCHI en su momento anuncio una prueba masiva para mi categoría, a la que mis padres me incentivaron a asistir. En un principio había demasiadas chicas, 80 o más, se veía difícil, pero con perseverancia me mantuve. Hacían cortes acordes avanzaban los días y yo me ponía muy nerviosa, hasta que finalmente quedé en el grupo definitivo. Si bien estas observaciones que se realizan para la selección son complejas, creo que lo importante es entregar lo mejor de uno y destacar con lo mejor que uno sabe hacer. Es muy importante hacerse notar”.  

En cuanto a la oportunidad que tuvo de ser parte del equipo adulto que compitió en la Copa Panamericana de México, comentó que el técnico Eduardo Guillaume habló conmigo y con cuatro compañeras más en esa oportunidad para decirnos que contaba con nosotras para ese evento, subiéndonos de categoría. Esa fue una experiencia única, conociendo un camarín muy unido, y si bien no estaba en un buen momento en lo personal, pude sumar minutos. Fue una gran sensación, el nerviosismo y ansiedad siempre están, pero no hay nada más alucinante que estar en la cancha representando a tu país”.

Por otro lado, la número 10 de Chile habló de las virtudes que estima son las que la llevaron a ser actualmente la capitana de la selección U18 y también se refirió a la buena relación que existe en el camarín. “Considero que con el tiempo he ido aprendiendo cómo poder aportar más al grupo. Antes era más reservada, pero ahora me comunico constantemente con mis compañeras, he ido viendo de como apoyarlas y alentarlas de la mejor manera, demostrando que cada una puede contar conmigo. A la vez siempre pongo primero al equipo, ante todo, todas las decisiones las tomamos en conjunto, escuchado la opinión de cada una. Por otro lado, somos un grupo que nos conocemos bien, estamos hace tiempo juntas y todas luchamos por el mismo objetivo. Si bien no todas somos mejores amigas, todas nos llevamos muy bien”, señaló.

Para la atleta la unión del equipo y el trabajo que vienen realizando desde hace un tiempo se vio reflejado con el histórico titulo Panamericano que obtuvieron el año pasado en Lima con la U16, derrotando en la final a la selección local. Ese evento fue una experiencia inolvidable, con sensaciones que nunca en mi vida había sentido, como por ejemplo que nos entregaran un trofeo diciéndonos que somos las campeonas, fue único. Me acordé inmediatamente de mi familia, a la que pude ir a abrazar dado que lograron estar presentes. Con el tiempo hemos ido valorando o racionalizando aún mas el logro obtenido en esa oportunidad”, expresó.

Finalmente, la voleibolista se refirió a la situación que han vivido con la pandemia y sobre las expectativas que tienen para el Sudamericano U18 que se disputará en nuestro país, indicando que “la pandemia nos ha afectado únicamente en lo que respecta a estar en cancha, pero gracias al cuerpo técnico nos hemos podido preparar de gran manera durante todo este tiempo, sobre todo la parte física, favoreciéndonos en ciertos aspectos. De todas maneras, se acaba de reconfirmar a Chile como sede del evento, lo que se ratificaría en diciembre para ver que el torneo se realice en febrero del 2021. Esperamos que así lo permita el coronavirus”.

Continuando con lo anterior, sostuvo que “nos sentimos preparadas y con ansias, ya que al haberse aplazado el encuentro nos quedamos con todas las ganas, considerando que nos veníamos preparando éste desde hace mucho tiempo. Tenemos altas expectativas porque, aunque nos falta cancha, sabemos que al volver nos recuperaremos en esa área rápidamente, además que tenemos claro nuestro objetivo, que es clasificar por primera vez a un mundial, por lo que hemos entrenado arduamente. Querer es poder y nosotras queremos ir al mundial”.  

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

Durante 12 años te hemos informado del deporte chileno que no sale en TV abierta, pero no podemos seguir sin tu ayuda. Realiza una donación desde $1000 o suscríbete desde $5000 mensuales y estarás apoyando el periodismo deportivo independiente

DONA AQUÍ
SUSCRÍBETE AQUÍ

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Gentileza Fevochi / Top Comunicaciones