Deportero del Pasado: La gran Marlene Ahrens entra en la historia

Siguiendo con este viaje por la historia recordando las medallas que los atletas chilenos han ganado en los Juegos Olímpicos llegamos a 1956, año en que se realizaron los Juegos Olímpicos de Melbourne.

Hace un tiempo contamos la historia de la gran Marlene Ahrens pero hoy nos enfocaremos en la medalla de plata que obtuvo en el lanzamiento de la jabalinal, siendo la única mujer chilena (hasta ahora) que se ha colgado una medalla olímpica.

Marlene Ahrens, además, fue la abanderada chilena en esos Juegos Olímpicos pero su nombre quedaría grabado en la historia del deporte nacional el día 28 de noviembre de 1956.

La historia dice que Julio Martinez fue el único periodista chileno que estuvo presente ese día cuando Marlene Ahrens lanzó la jabalina 50.38 metros en su quinto intento. La competencia era bastante compleja ya que en ella participaron la campeona mundial y la campeona olímpica: la soviética Nadezhda Konyayeva y la checa Dana Zatopkova, respectivamente.

La ganadora de la competencia fue la rusa Inesse Irounzen, quien con sus 53,86 metros lograba un nuevo record olímpico, mientras que Marlene Ahrens lograba nuevo record de Chile y Sudamericano.

Cuando se le ha consultado sobre su entrenamiento, Ahrens indica que siempre fue a la “brutanteque”, todo lo opuesto a lo que se realiza en el día de hoy. La atleta nacional solo entrenaba 1 hora díaria, no tenía ninguna dieta especial, después del entrenamiento se tomaba una malta con huevo y harina tostada y ni hablar de perfiles bioquímicos ni examenes de laboratorio.

Hasta el día de hoy la figura de Marlene Ahrens es respetada y querida. Su nombre ya entró a los libros de historia y, aunque siempre diga que no es para tanto, ya es una leyenda del deporte chileno.

Escrito por Daniel Arellano
Información obtenida de varias fuentes