Esteban Grimalt: “Tenemos grandes opciones para lograr el acceso a Tokio”

El seleccionado nacional Esteban Grimalt fue el entrevistado del pasado jueves en Punto a Punto, programa que emite la Federación de Vóleibol de Chile por medio de su cuenta de Instagram.

En conversación con el periodista Cristian León el campeón panamericano habló de sus inicios en el volley playa, del camino que ha recorrido junto a su primo Marco, comentó también de cómo está realizando su cuarentena y se refirió a las expectativas que tiene para el futuro.

Una gran carrera deportiva es la que están realizando los primos Marco y Esteban Grimalt en el vóleibol playa, dupla que inició esta historia en el 2006 y tres años después logra su primer título sudamericano en Viña del Mar.

Con Marco la primera vez que jugamos vóleibol playa fue de casualidad por ahí por el 2006, cuando tenía entre 15 y 16 años. En ese tiempo se estaba disputando la última fecha del Circuito Nacional y mi hermano Jaime se encontraba compitiendo ese torneo en Los Andes. Justo en esa oportunidad faltaba una dupla para que no hubiesen walkover y nos ofrecieron a mi y a Marco participar. En lo personal nunca había pisado la arena a diferencia de mi primo que lo había hecho ya un par de veces. Al final aceptamos, ganando el primer partido y perdiendo todos los demás, y fue ahí cuando empezó el gustito por el volley playa”, comenzó diciendo el seleccionado del Team Chile.

Continuando con el relato de sus inicios en la disciplina, agregó que “desde el 2007 decidimos disputar el Circuito Nacional completo. Paralelamente ya éramos parte de la selección nacional de indoor, lo que nos tenía entrenando todo el año en esa área y cuando se acercaba el verano competíamos en el vóleibol playa. Ese mismo año comenzamos también a disputar los torneos sudamericanos, pero sólo los que se hacían en Chile porque eran los que en ese momento podíamos disputar, teniendo de a poco mejores resultados y ya en el 2009 logramos nuestro primer sudamericano en Viña del Mar, abriéndosenos la posibilidad de competir el sudamericano de ese año en Medellín, estando nominados en indoor y volley playa. Ahí tuvimos que tomar la difícil decisión, inclinándonos por la arena en base a las recomendaciones recibidas y pensando en la proyección que teníamos”.

Al momento de hablar de los torneos sudamericanos, el deportista nacional lo hace con alegría recordando las 18 medallas de oro conseguidas en ese certamen continental. “Estos eventos son muy especiales, sobre todo considerando que en estos torneos fue donde yo y mi primo logramos nuestro primer título internacional, abriéndonos las puertas en esta disciplina y poder dedicarnos profesionalmente. Si bien logramos muchos campeonatos posteriormente, desde el 2009 que no lográbamos festejar en casa, por eso que los títulos conseguidos el 2019 y 2020 fueron muy especiales”, afirmó el oriundo de Linares.

Por otro lado, refiriéndose a los Juegos Panamericanos Lima 2019, donde lograron una histórica medalla de oro, comentó que “los primeros Juegos Panamericanos que disputamos fueron los de México 2011, donde logramos pasar la fase de grupos y si bien no logramos podio nos dimos cuenta que teníamos un gran nivel de competencia, ya que Argentina y Venezuela que lograron medallas los habíamos enfrentado en distintas ocasiones logrando ganarles en algunas de ellas. Ya para Lima 2019 contábamos con más experiencia lo que nos permitió marcar diferencias y presionando en la final pudimos obtener por primera vez un primer lugar en este certamen”.

Es por este triunfo y otros grandes logros que el año pasado fue sin duda uno de los mejores para los primos Grimalt. El 2019 fue el mejor año de nuestra carrera deportiva. Obtuvimos dos medallas de oro en un Circuito Mundial, sumado al primero lugar en los Juegos Panamericanos y los títulos en los Sudamericanos, lo que lo hace nuestro mejor año en cuanto a resultados y razón por la que comenzamos este año 2020 con una confianza muy alta y con muchas ganas de que comenzara esta nueva temporada, manteniéndonos con este mismo ritmo”, manifestó el deportista nacional.

Con respecto a la evolución que ha logrado junto a su primo Marco durante este tiempo, el voleibolista chileno nos habla de las mejoras que él considera que han logrado, asegurando que “la experiencia que te entrega jugar constantemente y el roce internacional es muy importante, ya que te lleva a enfrentar ciertas situaciones que son difíciles, donde uno se encuentra bajo presión y tiene que saber responder. Uno como deportista mientras más vivas esos momentos, mejor preparado vas a estar en un futuro y con Marco hemos tenido muchas de esas situaciones y más, donde hemos tenido la victoria casi en el bolsillo y se nos ha escapado, aprendiendo cada lección que nos han proporcionado esos momentos”.

Ante esto mismo destacó la importancia que han tenido los distintos técnicos que han pasado por su carrera deportiva, señalando que todos los entrenadores que han estado con nosotros han sido fundamentales y nos han formado como jugadores. Cada uno ha llegado en un momento súper importante para nosotros. El primero que estuvo con nosotros fue Rodrigo Grimalt, estando en nuestros primeros pasos y siendo la persona más indicada para transmitir su experiencia. Posteriormente, Marcelo Carvalhaes fue el que nos formó como jugadores de vóleibol playa haciéndonos cambiar nuestro juego de indoor. Después estuvo Eduardo Garrido, con quien estuvimos cinco años juntos. Con él ya teníamos la base y fue quien nos ayudó en la competitividad, logrando nuestros primeros logros. Ahora está Paulao, con quien estamos viviendo una fase más de consolidación”.

A la hora de abordar el papel de referente que hoy en día tiene en el mundo deportivo, asegura que es una gran y bonita responsabilidad. También viví la otra cara de la moneda cuando era pequeño, cuando tenía a mis ídolos e iba a pedirle fotos o autógrafo, puedo decir que cuando los referentes se toman ese tiempo es súper valioso, te entrega una motivación para seguirlo a él al igual que el deporte y de querer ser mejor. Por eso que tener hoy ese rol para mi es increíble y con Marco siempre vemos de quedarnos junto a la gente que nos viene a ver o saludar”, cuenta Esteban Grimalt.

Finalmente, en relación a cómo está viviendo la cuarentana y cuáles son sus expectativas para futuro, pensando en Tokio 2021, el atleta chileno nos indica que para “los Juegos Olímpicos de Río logramos una clasificación histórica, cumpliendo un gran anhelo, pero desde el 2010, cuando empezamos profesionalmente esta área, teníamos planificamos llegar a Tokio en nuestro mejor momento, siendo el 2016 la base de nuestros siguientes sueños. Aún queda camino y tenemos grandes opciones para lograr el acceso, por eso mismo que con Marco esta cuarentena la hemos aprovechado para enfocarnos en lo que podemos hacer, viendo el beneficio de poder contar con más tiempo para trabajar lo físico y así después llegar con un mejor nivel atlético que otros años”.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

El Deportero es un medio independiente y queremos seguir así. Para eso necesitamos el apoyo de todos nuestros lectores, más aún en estos tiempos complejos. Solo así te podremos seguir informando del deporte chileno que no sale en TV abierta.

¿Como puedes apoyarnos? Haciendo una donación por $1000, $4000, $6000, $8000, $10000, $20000, $25000 o una suma mayor, dependiendo de tus posibilidades económicas.

La donación puedes realizarla vía transferencia electrónica, usando los siguientes datos:

Cuenta: Cuenta Vista BancoEstado 445-7-032347-1
Nombre: Empresa Periodística El Deportero Comunicaciones SPA
RUT: 76976459-3
Mail: contacto@eldeportero.cl

De antemano, mil gracias!!!

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Gentileza Fevochi / Top Comunicaciones