Gimnastas infantiles chilenas competirán en la Copa Sudamericana de Clubes

Listas para debutar en competiciones internacionales en la Arena «Roberto Durán» de la Ciudad Deportiva «Irving Saladino» en Panamá, de cara a la I Copa Sudamericana de Clubes de Gimnasia que congregará a los mejores conglomerados de los 11 países del área, están ya las multicampeonas de las series Preinfantil e Infantil del medio criollo Florencia Puga, Savka Brito, Belén Orellana, María José Fuenzalida e Isidora Troncoso.

Ellas conforman la punta de lanza del proyecto generado por el polifinalista de Copas Mundiales y medallista panamericano Felipe Piña, actual DT formador en su emergente Club Santiago Gimnasia y Acrobacia, que además de ser epicentro de la iniciación en gimnasia artística clásica aglutina a las nacientes figuras locales de las más novedosas expresiones gimnásticas mundialistas: la gimnasia trampolín y el Acrosport.

Desde mañana y hasta el 16, las pupilas de Piña discutirán este Sudamericano de Clubes esgrimiendo sus primerísimos lugares en las más tradicionales competiciones criollas de categorías menores: Florencia Puga, de 11 años, brilla en suelo y salto y en total suma 10 oros en las Copas Alemania, Valparaíso y Mayor desde 2013 a la fecha; mientras que Savka Brito, de 11 también, acapara cinco cetros, mayoritariamente en suelo y All Around; Belén Orellana, de nueve años, contabiliza en su naciente currículum cuatro títulos, con énfasis en salto; y María José Fuenzalida (10 años), registra dos triunfos, e Isidora Troncoso (10 años también), se anota con una dorada a nivel de los torneos del ámbito chileno.

«Todas van a su primer torneo internacional ahora en Panamá y queremos que aprovechen muy bien esta oportunidad para aplicar la técnica y mejorar sus rendimientos. Son la primera generación del Club y están trabajando a largo plazo», explicó Piña.

Emergido de la trascendental cantera fundada en los ’90 por el ruso Evgeni Belov; multifinalista de World Cups incluido su bronce en Qatar 2008; medallista continental; y pieza clave en la histórica clasificación de Chile como equipo a los recientes Juegos Panamericanos en Toronto, Piña impuso una propuesta formativa clara en su club: «La meta es doble: llegar con nuestros alumnos a finales olímpicas y, a la vez, masificar la gimnasia, incorporarla en los colegios como formación para la vida, y de esa masa bien estimulada desde el punto de vista sicomotriz, lograr finalistas olímpicas. Hay que dar igualdad de oportunidades sicomotrices a todos nuestros niños y que los mejores lleguen a la alta competición», señaló.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Prensa Club Santiago Gimnasia y Acrobacia