Jaime Bravo: “Estar en París 2024 sería un sueño”

El joven seleccionado nacional, Jaime Bravo, fue el invitado de este martes a Punto a Punto, programa de conversación que transmite FEVOCHI a través de su cuenta de Instagram.

En conversación con el periodista Cristian León, el voleibolista habló de su meteórica carrera, sobre el preolímpico que disputó este año en Monticello y las expectativas que tiene para el futuro.

“Mis inicios fueron en mi colegio, en Champagnat de Villa Alemana. Luego de terminar cuarto medio, como las madres del establecimiento educacional querían que siguiéramos jugando juntos, formamos el club Full Voley. A la selección nacional llegué con 14 años, estando presente desde la pre menor. Mi primer torneo con Chile fue en un U21 en Canadá, donde fui sacador receptor, posteriormente competí en mi primer Sudamericano menor por mi categoría y en mi posición, estando de titular. Después estuve en el Sudamericano U21 en Bariloche, donde logramos podio”, partió contando el libero de la selección nacional.

Del 2018 al 2019 participé también en los Panamericanos para clasificar al mundial, pero lamentablemente no lo logramos. De ahí me ascendieron al primer equipo para disputar el Preolímpico, por lo que se dio todo muy rápido en mi carrera”. cuenta el líbero.

Con respecto al momento en que lo citan a la sección adulta para competir en el Clasificatorio Olímpico, el voleibolista de la quinta región comentó que había pasado el estallido social y no podía viajar a Santiago a entrenar porque los buses no salían rumbo a la capital, además de eso mis padres querían que me quedara en casa para prevenir cualquier mala situación que se pudiera presentar. Entonces me acuerdo que después de año nuevo, el dos de enero, me comuniqué con Iván Villarreal, de quien tenía una llamada perdida, y ahí él me dice que lo más probable es que tenga que viajar a Rancagua para jugar contra República Dominicana, que me confirmaría dentro de una hora. Me confirmaron mi citación tras ratificarse la lesión de Sebastián Castillo, teniendo que partir de inmediato”.

Refiriéndose al Clasificatorio Olímpico que se disputó este año en Arena Monticello, Bravo recordó que “ante Venezuela estaba en la banca muy nervioso, sabiendo que quizás podía entrar y cuando llegó el momento, me dije ´hay que darlo todo, no tengo nada que perder´, ingresando y sintiendo una gran sensación, pero lamentablemente perdimos. Después contra Perú no se nos estaban dando las cosas, pero lo supimos sacar adelante y terminamos jugando bien. Y finalmente, ante Colombia, creo que fue el mejor encuentro, sentí que fue donde mejor rendí. Pero todo fue muy lindo, Monticello lleno, mi familia presente y de hecho me contaron que mi madre se puso a llorar cuando ingresé en el primer duelo”.

Al momento de hablar sobre su camino deportivo y en cómo se convirtió este 2020 en la revelación del vóleibol nacional, el joven de 18 años afirmó que “los primeros dos años fueron los más difíciles. Tenía que viajar constantemente de mi casa en Villa Alemana hacia Santiago para entrenar con la selección, siendo muy pequeño, estaba cruzando por temas personales como la separación de mis padres y además, por los tiempos, había bajado un poco mi rendimiento académico, lo que igual me bajoneaba. Pero logré salir adelante, siendo fundamental el apoyo familiar. Crecí mucho, todos me han aportado brindándome conocimiento, aprendiendo a moderarme, ser más disciplinado y más constante, entre otras cosas”.

También aseguró haber logrado una evolución durante estos 4 años compitiendo con Chile, aludiendo a los principales aspectos de un líbero y a los movimientos de Sebastián Castillo, jugador titular de la selección que tiene su misma posición. “Llegué a la selección siendo pequeño y flaco, teniendo más que nada técnica, pero acá me hicieron trabajar la parte física logrando llegar ahora a balones que antes no alcanzaba. Esto es muy importante, pensando que un líbero debe tener técnica sólida en su antebrazo, ser rápido en los desplazamientos, tener actitud, porque debe hablar mucho dentro de la cancha y un buen manejo de la frustración. Observo mucho a Castillo, quien es el titular en mi posición, y lo que más destaco es su técnica y gran recepción”, explicó el número 17 de los “Guerreros Rojos”.

Por otro lado, abordó las expectativas que tiene para el futuro, tanto a nivel deportivo como en el área académica y en relación a ello dijo que “yo ahora entré a estudiar Ingeniería Comercial en la Universidad Adolfo Ibáñez y el técnico Daniel Nejamkin me consiguió la posibilidad de poder vivir en Santiago, en el CAR específicamente, pudiendo así mantener mis estudios y tener cerca los recintos de entrenamiento, ya que me gustaría terminar también mis estudios. De todas maneras, me gustaría también jugar en el extranjero, atrayéndome mucho la Liga Argentina, pero por el momento me concentro en entrenar para el Sudamericano de mi categoría, donde pretendemos instalarnos en el podio”.

Finalmente conversó de uno de sus grandes sueños, que es clasificar a los Juegos Olímpicos de París 2024. Estar presente en el gran evento deportivo sería realmente un sueño. Todos estamos remando por ese mismo objetivo. En el equipo hay grandes jugadores que cuentan con harta experiencia y ya han pasado por todo lo que tenían que pasar sumándome yo recientemente, teniendo la oportunidad de competir en este último Preolímpico. Creo que el siguiente clasificatorio puede ser una gran oportunidad para lograr ese gran anhelo”, termina diciendo el joven deportistas chileno.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

El Deportero es un medio independiente y queremos seguir así. Para eso necesitamos el apoyo de todos nuestros lectores, más aún en estos tiempos complejos. Solo así te podremos seguir informando del deporte chileno que no sale en TV abierta.

¿Como puedes apoyarnos? Haciendo una donación por $1000, $4000, $6000, $8000, $10000, $20000, $25000 o una suma mayor, dependiendo de tus posibilidades económicas.

La donación puedes realizarla vía transferencia electrónica, usando los siguientes datos:

Cuenta: Cuenta Vista BancoEstado 445-7-032347-1
Nombre: Empresa Periodística El Deportero Comunicaciones SPA
RUT: 76976459-3
Mail: contacto@eldeportero.cl

De antemano, mil gracias!!!

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Gentileza Fevochi / Top Comunicaciones