Karen Gallardo se prepara para participar en sus segundos Juegos Olímpicos

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Karen Gallardo tiene 32 años y más de 15 lanzando el disco. La atleta oriunda de Copiapó en la región de Atacama, tuvo en sus inicios un destacado paso por las competencias impulsadas por el Ministerio del Deporte, como los Juegos de la Juventud Trasandina (Judejut), donde siempre se elevó a lo más alto del podio. De ahí en más no soltó su implemento que hoy la tiene clasificada a sus segundos Juegos Olímpicos consecutivos.

Con una temporada 2015 más que satisfactoria, la lanzadora define el año pasado como una fecha donde logró materializar el sueño de una nueva clasificación olímpica: “el 2015 lo catalogo como un muy buen año, donde nos faltó solamente llegar a una mejor posición y una mejor marca en los Juegos Panamericanos de Toronto. Si bien la idea nuestra desde un principio era clasificar ahí a los Juegos Olímpicos, por cosas de la competencia no lo logré. Sin embargo, tuve una muy buena marca, en ese minuto fue mi mejor marca de la temporada, pero había rivales muy fuertes, donde estaban la actual campeona y la tercera del mundo. Por todo eso, me quedo es con la clasificación olímpica pues ése era el objetivo”.

Sobre cómo se perfila en este 2016, la discóbola se siente segura pues ya tuvo una aproximación a los que es su mejor marca, que con 61,10 metros es también el record chileno de la prueba. “Mi mejor lanzamiento de este año fue el viernes 8 de abril, en un torneo previo al Orlando Guaita, donde lancé 59.80 metros, que está muy cerca de mi mejor registro y eso me dejó contenta. Vamos bien encaminados, estamos recién saliendo del periodo básico así es que son buenos números para empezar la etapa específica de entrenamiento y todavía me queda mucho trabajo por delante. Ahora se aproxima el Iberoamericano y después de eso continúo mi preparación para lo que va a ser Río 2016”.

Precisamente en el Iberoamericano de Atletismo, la atleta espera subir su rendimiento y, por cierto, familiarizarse con lo que será la sede de los Juegos Olímpicos. “Para el “Ibero” en Río vamos a hacer una pequeña baja en las cargas, implementando un sistema de choque donde la idea es ir a competir. Van a estar todas las mejores exponentes de América Latina, España y con invitación a especialistas de Estados Unidos. Mi intención es ser finalista porque llegar a esa instancia ya es muy complicado sobre todo en mi prueba donde sólo en Sudamérica hay cuatro clasificadas a los Juegos Olímpicos, así es que hay que ir con todo”.

El torneo en Río es sólo una más de las etapas de la deportista antes de sus segundos Juegos. Su meta, sin embargo, es proyectarse hasta la cita de Tokio en 2020. “La verdad estoy muy tranquila en este momento, pensando en Río y después me gustaría trabajar en colegios, aunque se pueden abrir otras opciones. En este momento estoy trabajando con el Comité Paralímpico donde soy profesora de uno de los atletas y hemos visto un par de resultados en menos de un año de entrenamientos. Creo que por ahí va mi camino. En lo deportivo, está claro que después de Tokio tomaré una decisión”.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: Prensa IND
Foto: Max Montecinos

Recomendamos