Las dudas que genera Natalia Riffo como futura Ministra del Deporte

Esta tarde la presidenta electa, Michelle Bachelet, dio a conocer su gabinete que la acompañará en La Moneda desde el próximo 11 de marzo. Para nosotros como medio el interés se centraba en el nombre que comandaría el Ministerio del Deporte. Sonaban nombres como Jaime Pizarro o Harold Mayne-Nicholls, pero fuimos sorprendidos con la designación de una desconocida Natalia Riffo en el cargo.

No pasó mucho tiempo hasta que nos fuimos informando, como gran parte de Chile, sobre el perfil de la nueva ministra. Y algo no comenzó a calzar centrando dudas sobre lo que podrá ser su gestión. Es cierto, primero uno tiene que esperar verla en el ejercicio de su cargo para poder entregar una opinión más fundamentada pero comienzan a generarse algunas preguntas sobre si es la persona más idónea para el cargo.

NULA EXPERIENCIA EN TEMAS DEPORTIVOS

Al revisar su curriculum nos encontramos con la desagradable sorpresa que no tiene experiencia en temas deportivos ni en políticas deportivas. Por el contrario, posee un título de psicología con especialidad en criminalística, fue directora del Programa Áreas Metropolitanas Vulnerables de la Intendencia Metropolitana (2008 – 2009); participó en el programa de seguridad ciudadana “Barrio Crítico” del Ministerio del Interior (2011-2013) y en la actualidad es asesora territorial de seguridad vecinal en la I. Municipalidad de Santiago. De políticas deportivas o de conocimiento del materias relacionadas con el deporte, como administración deportiva, no se ve absolutamente nada.

NULA RELACIÓN CON ENTES DEPORTIVOS

Lamentablemente este item también genera dudas ya que no se observa alguna vinculación o relación con organismos como el COCh, ADO Chile, IND o incluso DAR Chile. Esto da a entender que pudiera no conocer la realidad del deporte chileno, los problemas de nuestro deporte así como de las necesidades de nuestros deportistas. Y eso puede jugarle en contra para la realización de su trabajo.

¿CUOTEO POLÍTICO?

En una nota publicada por Radio Bío Bío se observan dos hechos preocupantes. El primero es que se designación se realizó a horas de la presentación del Gabinete, como si fuera algo realizado a la rápida, sin pensarlo mucho. Por otro lado, si bien la información manejada indica que no milita, llega con el apoyo del MAS, partido del senador Navarro, siendo este el único ministerio entregado a este partido. Y esto último si que da miedo. Miedo de que el Ministerio del Deporte se vaya transformando, paulatinamente, en una institución que se entregue a un partido para pagar favores políticos, dejando fuera a gente que si tiene las competencias verdaderas para manejar el deporte en Chile.

Es cierto, aún no se puede hacer una crítica fundamentada ya que su gestión todavía no comienza. Pero los puntos abordados terminan generando dudas sobre lo que podrá hacer en el cargo. Ojalá me equivoque y termine realizando una buena gestión, algo que hace mucho rato se merece el deporte nacional.

Escrito por Daniel Arellano
Foto: Cooperativa.cl

Nota bajo la licencia Creative Commons 3.0 (Algunos derechos reservados)

Recomendamos