Las “Lobas” viajan a Cuba buscando un cupo al Mundial Femenino de Handball

Con dos objetivos muy claros, la Selección Chilena de Handball femenino partirá el próximo lunes rumbo a Cuba para competir en el Campeonato Panamericano Específico que se desarrollará a desde el 21 hasta el 29 de mayo en el país caribeño.

Tras el relevo generacional que surgió en el equipo chileno, será la primera vez que esta joven selección se presentará en una competición de alto nivel.

El DT, el español Juan Antonio Rodríguez comentó que “Hay que cumplir dos objetivos con este joven equipo. El primero, ver cuán competitivo es este relevo generacional, al margen de los resultados y dos, en este campeonato clasificarán los cuatro primeros directamente al Mundial de Dinamarca. Es una oportunidad única, habrá una repesca para un quinto clasificado, entonces las expectativas pasan por soñar con estar entre los 4 o lograr quedar en el 5° lugar”.

A juicio del entrenador nacional “es muy difícil por todas las circunstancias que te estoy explicando, pero es muy atractivo. Lo afrontamos con mucho entusiasmo porque tenemos un equipo nacional muy joven. Lo importante que Chile tiene una selección para muchos años”.

La Roja de Balonmano la integran Alejandra Llanos, Francisca Zabala, María Elena Correa, Maura Alvarez, Carolina Verdejo, Belén Castañeda, Valeria Flores, Constanza Deuster, Antonella Piantini, Andrea Cisterna, Inga Feuchtmann, Alicia Torres, Gisele Angel, María Eugenia Musalen, Daniela Canessa, Pía Domínguez, y Daniela Miño.

Las edades de esta selección, fluctúan entre los 17 y 28 años. “Las jugadoras de más edad están colaborando muchísimo. Les cuesta la dinámica de juego de las chicas jóvenes, es mucho más rápida, vital, les cuesta coger esa velocidad, pero están trabajando mucho a nivel personal para incorporarse en el nuevo modelo de juego tan joven y tan fresco. Las necesitamos porque tienen que dotar al equipo de esa experiencia y mesura que dan los años de juego” indicó Rodríguez.

¿Cómo llegan como equipo a este campeonato?

Hay tanta ilusión como incertidumbre y las dos características son las mismas. Hay jóvenes jugadoras que vienen empujando fuerte. Trabajamos con dos grupos, unas que están jugando en Europa y otras que han decidido quedarse conmigo. Al estar conmigo todos los días es una gran ventaja, pueden desarrollar el modelo europeo, pero en casa. Hay jóvenes jugadoras con mucho talento como es el caso de Daniela Piño, que tiene 18 años, Maura Alvarez y Francisca Zabala que están evolucionando muy bien.

Cuéntenos acerca de los rivales de Chile…

El destino ha sido curioso ha colocado a Brasil, que es la número uno y a Argentina que es muy competitiva. Las dos selecciones más fuertes están encuadradas en dos grupos. El primer encuentro será contra Uruguay, el 21 de mayo, rival fuerte con el que siempre nos hemos pegado. El 22 de mayo, lo haremos contra México, es un rival parecido a nosotros. Contra la selección Argentina será el 23, el 24 nos tocará contra Cuba y finalmente el 25, jugamos contra Guatemala, el rival más abordable del grupo. Chile tendría que pasar esta fase y quedar en la etapa de los 4 mejores. Los dos primeros clasificados de este grupo jugarían contra los dos del otro grupo.

¿Todos los esfuerzos apuntan a lograr la añorada clasificación?

Lo más importante sería clasificar al Mundial. Ver realmente que el equipo es competitivo, es decir, que si se pierde, que sea de 2 de 3 goles, que no sea de 10 de 12, eso sería bueno. Va a hacer una misión bastante complicada, pero insisto, habiendo sido realmente competitivas en Cuba, eso sería ilusionante para seguir trabajando duro para los Juegos Panamericanos. Tenemos un mes y medio para apretar, seguir haciendo un trabajo riguroso y dar una sorpresa en los juegos de Toronto. Ser tan jóvenes es bueno, se sabe que no van para atrás, tienen toda la carrera que quieran.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Gentileza ADO Chile