Los primos Grimalt buscan el remache que los lleve a Río 2016

Son la dupla más reconocida y representativa del vóleibol playa y la que permitió que ese deporte se hiciera un poco más reconocido en nuestro país. Marco y Esteban Grimalt, más conocidos como los Primos Grimalt, son dos voleibolistas que vienen desde hace un par de temporadas cosechando éxitos en el vistoso deporte, que los tiene entre las mejores parejas de Sudamérica.

Se podría decir que los Grimalt llevan el vóley en la sangre pues la familia tiene un estrecho vínculo con esta disciplina, en la que sus tíos estuvieron en lo más alto e incluso tomaron parte del circuito mundial. Hoy Marco y Esteban son quienes toman la posta y a punta de remaches y bloqueos buscan en las canchas del Parque Deportivo de Peñalolén la receta que los catapulte a los Juegos Olímpicos de Río 2016,

Pergaminos tiene de sobra, con medallas en los Juegos Odesur 2010 y 2014 y con actuaciones en el Circuito Mundial que incluso los tuvo temporalmente en el número 1 del ránking planetario. Hoy evalúan su actuación en los Panamericanos de Toronto 2015, donde cayeron ante Cuba en la pelea por el bronce, y sobre esa base planifican los objetivos del próximo año.

Marco, el mayor de los primos, (26 años) destaca el balance de la presente temporada “fue un año muy positivo este 2015 porque fue el primero en que jugamos el circuito mundial en su totalidad y eso nos dio la posibilidad de estar ahí peleando el cupo olímpico. En cuanto a los Panamericanos el objetivo fue cumplido en el fondo, pues lo que queríamos era llegar a semifinales, superar la actuación de los Juegos anteriores y pelear por una medalla”.

Esteban (24 años) complementa que “este es nuestro quinto año en el Circuito Sudamericano en el que en las últimas temporadas hemos logrado ser finalistas. Este año ganamos tres de los sudamericanos en los que participamos y salimos terceros en el otro. Es un nivel muy alto donde jugamos con potencias como son Venezuela, Argentina y Brasil. Son eventos muy necesarios en nuestra preparación pues nos dan rodaje para partir el Circuito Mundial con juego en el cuerpo”.

Ambos concuerdan en que nuestro país presenta características óptimas para el desarrollo de su especialidad “Chile tiene condiciones perfectas para el desarrollo del vóley playa y en general los deportes de arena. Lo que falta es un poco de capacitación y especialización de entrenadores para empezar a formar escuelas y sacar adelante este deporte que además no necesita mucha infraestructura para su desarrollo. Solo se necesita trabajar en el desarrollo de las categorías de base pues tenemos excelentes condiciones en el litoral central durante el verano sin mencionar el norte donde este deporte se puede practicar casi todo el año”.

El objetivo para la próxima temporada es uno solo y todos sus esfuerzos apuntarán a tierras cariocas pues son los Juegos Olímpicos el evento prioritario se 2016. Para clasificar, Marco tiene clara la película “tenemos muchas posibilidades de llegar a Río 2016 y es uno de los grandes objetivos que nos planteamos para el próximo año. Sobre todo con la participación en el Circuito Mundial donde tenemos que sumar puntaje y estar dentro de los 15 mejores del circuito lo que nos daría la clasificación directa. En caso de no estar ahí tomaríamos la otra instancia de clasificación que es la copa continental que entrega un cupo por continente. Todas las fichas están puestas para eso”.

Con cinco horas diarias de entrenamiento y todo un equipo médico en el Centro de Alto Rendimiento a su disposición, que incluye médicos, fisiólogos, nutricionista, kinesiólogo y psicólogo, Marco y Esteban saben que gran parte de la tarea depende de ello y su esfuerzo. Técnicamente los Primos Grimalt son dirigidos por una de las eminencias del vóley playa, el brasileño Eduardo Garrido, para quien Esteban sólo tiene palabras de elogio, “Carlos fue un extraordinario jugador en su época y hoy es unos de los preparadores más reconocidos. Nuestro preparador físico también es brasileño y trabaja de la mano con nuestro DT”.

Durante este 2015 el Ministerio del Deporte apoyó el vóleibol playa, con recursos para la participación en el circuito Sudamericano en Uruguay, Chile, Bolivia y Perú, el Circuito Mundial en China, Rusia, Croacia, Noruega y Estados Unidos, el Campeonato Mundial de Rusia y el Campeonato del Mundo de Holanda. También hubo una etapa de aclimatación en Brasil con miras a Toronto. la inversión del Mindep para la disciplina totalizó más de 382 millones de pesos.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: Prensa IND
Foto: Max Montecinos