Matías Banda: “Nuestra meta es disputar un Mundial Adulto y participar en unos Juegos Olímpicos”

El armador de la selección nacional de vóleibol, Matías Banda, fue el invitado de este jueves a Punto a Punto, programa de conversación que transmite la Federación de Voleibol de Chile a través de su cuenta de Instagram.

En conversación con el periodista Cristian León, el voleibolista chileno habló de sus inicios en esta disciplina, del camino recorrido durante su carrera profesional y de las expectativas que tiene para el futuro.

Cuando estaba en quinto básico me invitó mi amigo Gonzalo Escalona al taller de vóleibol, del cual él era parte, y en ese momento estaba Álvaro del Campo, quien me dijo que tenía condiciones y formó las divisiones menores en el Club Providencia. Recuerdo que en ese tiempo se hacía equipo mixto porque estábamos yo y Dusan Bonacic. el resto eran mujeres. Así fue durante dos años, después nos separaron. De esa época recuerdo la Copa Providencia, un torneo que tiene mucha mística”, partió contando el número 19 de la selección nacional.

Al momento de referirse a sus inicios con la selección nacional, Banda relató que “fui a un proceso clasificatorio para la categoría del 95’ por recomendación de Álvaro Del Campo. En un principio, en una gira que realizaron, jugué de punta y armador, con el tiempo me dejaron simplemente de armador. En todo caso, recuerdo que en el proceso con la selección éramos un grupo bastante grande, donde todos tuvimos igualdad de condiciones o las mismas chances para mostrar nuestras condiciones”.

Con respecto al primer encuentro que disputó con la camiseta de la selección nacional, el deportista afirmó que mi debut fue en una Copa Panamericana U21 en Panamá, donde fui como tercera opción dentro de un equipo que recién se estaba formando. En ese campeonato no jugué ningún punto, pero en el siguiente torneo, el sudamericano disputado en Guayaquil, logré un mejor desempeño. Me acuerdo que en el primer partido con Brasil ganamos 2-1, también vencimos a Argentina 2-0, pero al final perdimos con Ecuador y por ser un sistema de todos contra todos finalmente terminamos encontrándonos con los argentinos en semifinales donde nos fue muy bien”.  

Refiriéndose al mejor momento que vivió en las juveniles del equipo nacional, el seleccionado del Team Chile aseguró que ese momento fue el de la clasificación al mundial juvenil, lo que no se conseguía hace muchos años. Lograr asistir a un evento de esa magnitud y enfrentar a Venezuela, jugando de local, fue realmente maravilloso. En ese partido todos entramos con la convicción de ganar, estuvimos dos años preparándonos para ese momento y lo conseguimos”.

Esa experiencia es justamente la que ha llevado al armador de los “Guerreros Rojos” a considerar importante presentarse a las preselecciones. “Recomiendo a las personas que le guste el vóleibol ir a las preselecciones, sean altos o no, porque si bien la altura es importante no lo es todo. Hay jugadores que no son muy altos y destacan en sus ligas o equipos. Quizás los procesos de captación son difíciles, pero si hay talento les irá bien, van a llegar igual a su meta. Lo importante es no desmotivarse porque, aunque no se sea muy alto y cueste al principio, siendo perseverante es posible llegar a la selección nacional”, aseveró.

En cuanto al instante en que sintió que hubo un cambio importante en su carrera deportiva, el atleta nacional señaló que “el preolímpico del 2012 significó un cambio importante para mí. Yo era menor y no creía poder entran a la selección adulta y estar presente en ese campeonato, pero, con esa incertidumbre, me informan que seré parte del equipo. Quedé totalmente sorprendido y notando un cambio de nivel demasiado distinto en la categoría adulta. Pienso que ese fue un hecho relevante en mi carrera como voleibolista”.

Mientras que al hablar del trabajo que realiza el entrenador trasandino, Daniel Nejamkin, con la selección nacional, destacó que “él siempre quiere ganar y sacar lo mejor de nosotros. Es un buen líder y maneja muy bien el grupo. Siempre está buscando lo mejor para el vóleibol chileno, ajustándose a las condiciones de nuestro país. Todos tenemos mucho respeto por él y es maravilloso que haya podido desarrollar bien su trabajo durante tantos años”.

También subrayó lo importante que es para el equipo el apoyo de la familia del vóleibol. La gente es muy importante para nosotros y siempre intentamos retribuir todo el cariño que nos entregan. Estamos conscientes del rol que tienen y por ello es que siempre nos quedamos para compartir con ellos, sobre todo pensando que estamos representando a un país.  Ver un Monticello lleno da una emoción muy grande y las ganas de querer ganar para darles una alegría a todos por todo su apoyo. La verdad que siempre han sido así los hinchas del vóleibol, en un amistoso disputado en Temuco también llenaron el recinto”dijo el deportista de 24 años.

Por otro lado, refiriéndose al último preolímpico realizado en nuestro país, donde Chile no pudo conseguir la clasificación a Tokio, el voleibolista chileno indicó que “ya no hay nada que hacer, sólo dar vuelta la página y siendo sincero me costó más cambiar el chip en el clasificatorio olímpico anterior que ahora, porque sentí que en esa oportunidad estábamos más cerca. Pero, en fin, el deporte da revanchas y el equipo cada vez va madurando más. Nosotros somos un grupo que partió muy joven, que venimos hace tiempo jugando juntos y lo importante es que nos mantengamos así por mucho tiempo más. Es cierto que hemos sufrido más de lo que hemos disfrutado, pero como grupo siempre nos hemos apoyado y nos hemos ido afianzando, logrando desarrollar en todo este periodo juntos un mejor vóleibol hasta conseguir lo que estamos haciendo hoy”.

A la vez, al abordar su carrera en el extranjero, en la que se cuenta una participación en dos equipos sudamericanos, en uno europeo y ahora se le suma una nueva aventura en el viejo continente, aclaró que “yo me fui apenas salí del colegio a una liga en el extranjero y eso la verdad me ayudó demasiado, sobre todo a madurar. El vivir la experiencia de tener compañeros más grandes, de distintas partes, es muy distinto a que te lo cuenten. Se van construyendo relaciones importantes en la vida deportiva y eso te permite ir creciendo. Ahora me preparo para salir a Grecia, ya que debo estar allá con mi nuevo club, AE Komotino, en el mes de septiembre. Ahora estoy viendo todo lo que tiene que ver con la visa y espero poder llegar de la mejor manera posible”.

Finalmente, al conversar sobre las expectativas que tiene en el futuro con la selección chilena, Matías manifestó que tengo muchos objetivos con mis compañeros de la selección, todos tenemos claro que queremos disputar un mundial adulto y participar en unos Juegos Olímpicos, esa es nuestra meta”.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

Durante 11 años te hemos informado del deporte chileno que no sale en TV abierta, pero no podemos seguir sin tu ayuda. Realiza una donación desde $1000 o suscríbete desde $5000 mensuales y estarás apoyando el periodismo deportivo independiente

DONACIONES
SUSCRIPCIONES

Publicado por Daniel Arellano
Nota y foto: Gentileza Fevochi / Top Comunicaciones