Robinson San Martín vivió un esforzado periplo para participar en el Mundial Abierto de Artes Marciales

El karateca chileno Robinson San Martín Cartes, de 48 años, vivió un esforzado periplo para destacar en el tercer Mundial Abierto de Artes Marciales disputado entre el 18 y 21 de mayo en Rosario, Argentina, donde conquistó tres medallas de oro.

Para llegar al país vecino debió autogestionar sus recursos, los que consiguió gracias a aportes de algunos compañeros de la escuela I.K.K.A Concepción y de su trabajo, con los que pudo comprar los pasajes.

Sin embargo, en el presupuesto no tuvo la opción de incluir dinero para pagar alojamiento, por lo que debió dormir en el terminal de Rosario, cubierto con una bandera chilena, en una imagen que llamó la atención en las redes sociales.

“Con medios de mi bolsillo y -gracias a- algunos compañeros de trabajo que me ayudaron, del sindicato, con algunas lucas, juntamos un poco de dinero hasta donde duró, pero el compromiso era ése”, contó a Todo por el Deporte de Cooperativa.

“Voy a ir y si tengo que dormir en el suelo lo voy a hacer”, señaló San Martín para luego indicar que el hecho de que “en Argentina un locutor te anuncie y diga ‘medalla de oro para el campeón mundial de Chile’ y te aplaudan de pie, hace que te rueden las lágrimas, entonces es muy emocionante”.

“Me emocioné mucho, porque tenía otro concepto del pueblo argentino, pero me trataron muy bien, me acogieron como hermano, me apoyaron, me ofrecieron su casa, estoy muy agradecido de ellos”, terminó.

San Martín volvió a Chile tal como se fue: Muy lejos de los flashes, pese a regresar como campeón del mundo.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: Gentileza Cooperativa.cl
Foto: http://sabes.cl