Universidad de Chile finalizó en el noveno lugar de la Copa Libertadores de Futsal