Tomás de Gavardo se mostró conforme con su actuación en el Atacama Rally

Conforme con su rendimiento y con haber cruzado la meta final, luego de cinco días extenuantes de competencia, se mostró el campeón de la Copa del Mundo de Bajas Cross Country FIM, Tomás de Gavardo (KTM), quien se ubicó 15° en la clasificación general, la misma que obtuvo en los Atacama Rally de 2017 y 2018, también inserta como fecha del Campeonato del Mundo de Rally Cross Country.

Si bien el juvenil piloto lleva tres 15° lugares consecutivos, la diferencia está en los tiempos entre el primero y él. En 2017 llegó a 11 horas y 26 minutos de Pablo Quintanilla, el ganador. En 2018 se ubicó a 5 horas y 17 minutos del vencedor, el argentino Kevin Benavides, y este fin de semana arribó a 2 horas y 56 minutos de «Quintafondo».

Es una muy buena comparación de los tiempos lo que indica lo que he progresado, pero personalmente pienso que todavía me falta mucho para estar entre los grandes”, explica el piloto de 20 años, que hace un mes conquistó el título mundial de Bajas en Europa.

De Gavardo añade también que en esta ocasión hubo otros factores que incidieron en el resultado. “Es primera vez en el año que corro una prueba de rally cross country, porque esta especialidad es diferente a la Baja, es más navegación. Además corrí con una moto nueva para mí a la que todavía no me acostumbro y por último, corrí con un roadbook digital porque el tradicional se me rompió en la segunda etapa”, indicó.

Pese a todo, Tomás de Gavardo quedó conforme con su rendimiento y ahora ya piensa en la próxima temporada del Mundial de Bajas en Europa, el que será nuevamente su objetivo en la categoría Junior donde deberá defender el título 2019.

Correr el Atacama Rally me hizo muy bien, aunque por momentos lo pasé mal debido a que cometí varios errores, me caí varias  veces y me incomodó andar por pisos duros y pedregosos, pero aprendí y eso es lo positivo. Saqué muchas lecciones en esta carrera que me servirán para las que vienen”, manifestó el piloto que compitió con una KTM de inyección electrónica de 2017, más liviana y que exige otra técnica de manejo, diferente a la que tenía antes con carburador y más pesada.

También opinó sobre la decisión de la FIM de otorgarle la fecha para 2020 a Brasil, quitándosela a Chile. “Es lamentable que haya pasado eso. Esta fecha en particular ha sido la mejor de todas en cuanto a los trazados, el roadbook, la seguridad y los controles. Todos los pilotos lamentaron la decisión de la FIM”, subrayó el piloto nacional.

Ahora el piloto se abocará a enfrentar las lesiones que tiene en ambos hombros (bursitis) y en la espalda, donde lo molesta una hernia pequeña pero que debe tratarla. Además trabaja en el fortalecimiento muscular y efectuará una pretemporada en el norte del país.

Lo que no tiene fecha es una posible participación en el Dakar. “Más adelante pensaré en correr un Dakar como piloto privado. La idea es ir fogueándome porque me falta muchísimo en esto. Me interés ahora estar en los Bajas a nivel mundial que es una prueba nueva que se conoce poco en Sudamérica«.

APOYA AL DEPORTERO

Tu aporte económico nos permitirá informarte más y mejor del deporte chileno

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Prensa Tomás de Gavardo