Vicente Droguett: “Mi gran meta es poder vivir del vóleibol”

El seleccionado nacional de vóleibol playa, Vicente Droguett, fue el invitado de este jueves a Punto a Punto, programa de conversación que transmite FEVOCHI a través de su cuenta de Instagram.

En conversación con el periodista Cristian León, la voleibolista se refirió a sus inicios en esta diciplina, recordó algunos de sus mejores momentos y habló de las expectativas que tiene de cara el futuro.

Yo viví hasta los 15 años en Rancagua con mi madre y a mí siempre me ha gustado realizar deporte. En el colegio jugaba fútbol, pese a que el Instituto O’Higgins era reconocido por su gran desempeño en el vóleibol. Un día se me quedaron los zapatos en el colegio y volví a buscarlos, cuando regresé veo que están realizando el entrenamiento de vóleibol y yo tenía muchos amigos ahí, por lo que me uní a las prácticas. En ese momento el entrenador me dijo que tenía condiciones para competir en esta disciplina y fue entonces cuando empecé en este deporte, participando en torneos escolares”, partió contando el voleibolista nacional.

Continuando con los recuerdos sobre sus inicios en la disciplina, recordó que su colegio era el último campeón del Nacional Escolar. “Teníamos un buen equipo y contábamos con un buen entrenador, muy formador, por lo que estaba muy entusiasmado, pero finalmente caímos en la final y eso me dolió mucho. Después de eso quería probar mi nivel, y fui a probarme el 2016 en la selección nacional indoor. Quedé a prueba y así estuve durante un mes, viajando constantemente de Rancagua a Santiago hasta que al final me dijeron que no iba a seguir, lo que me desmotivó demasiado. Con el tiempo me comentaron de una captación para volley playa y pensando en los Juegos Suramericanos de la Juventud del 2017 en Santiago, si bien no me convencía, fui y finalmente me terminó encantando”, agregó el voleibolista.

Con respecto a los grandes momentos que ha vivido en el vóleibol destacó algunos y señaló que “estoy muy agradecido con Felipe Gómez ya que fue quien se encargó de nosotros y se preocupó de nuestra formación técnica en la selección, logrando competir en distintos sudamericanos, subiendo nuestro nivel y consiguiendo un título en esos eventos disputado en Ecuador. También pudimos hacer un hito al clasificar al Mundial U19 de China”.

Refiriéndose a la experiencia que le brindó uno de los grandes hitos que consiguió, clasificando la Mundial U19 de China en el 2018, afirmó que “para ese evento recuerdo estar nervioso, primera vez que viajaba tantas horas y todo lo que significaba el torneo. El primer encuentro lo perdimos frente a Argentina, el segundo lo ganamos por 2-0 a los locales con una cancha principal absolutamente llena, lo que fue maravilloso, y en el tercero vencimos a Egipto por el mismo marcador, logrando pasar a la siguiente fase. Fue algo inédito. Luego nos tocó con Rusia, quienes fueron los campeones del mundo. Nos derrotaron y fue muy frustrante estar tan lejos y quedar eliminados en la ronda 24, pero Felipe Gómez fue fundamental, apoyándonos y volviendo a motivarnos para los siguientes desafíos”.

El otro gran evento en el que Droguett estuvo presente fue en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018. “A ese torneo llegamos muy bien técnicamente con Gaspar Lammel y la verdad que al llegar fue impresionante, nunca me imaginé la magnitud de este gran evento. Ahí nos tocó competir en la fase de grupos con Nueva Zelanda, a quienes le ganamos, con Polonia con quienes perdimos y Rusia, teniendo una especie de revancha ya que a pesar de perder siento que jugué mejor, sobre todo en los saques. Después de la fase de grupos mi familia pudo estar presente, situación que no se había podido dar antes y me motivó muchísimo, fue un torneo distinto. Finalmente quedamos eliminados en la segunda fase ante los australianos y con Gaspar vimos que habían rivales que les habíamos ganado en otras oportunidades como Estados Unidos que quedaron quintos o Hungría que también estuvo más arriba que nosotros. Siento que eso fue un incentivo para motivarme, dándome cuenta que no estábamos lejos de las grandes duplas”, aseguró el seleccionado nacional.

Al momento de referirse a los primos Grimalt, el joven estudiante de kinesiología comentó que “son grandes deportistas. Siempre entrenamos con ellos y cuando nos toca competir ante ellos nos ganan, hasta el momento no hemos podido vencerlos. Creo que ellos tienen mucha experiencia y eso les ha dado mucha fortaleza mental, no se desmoronan. También marcan diferencias en la lectura del juego, Esteban defiende demasiado bien y Marco sabe muy bien lo que harán los atacantes, haciendo que hoy en día estén en la elite de este deporte. De todas maneras, creo que la competencia interna que se está dando detrás de los primos Grimalt está muy buena, haciendo que todos crezcamos mucho”.

Por otro lado, abordó la llegada del técnico brasileño Paulao al seleccionado nacional, manifestando que si bien mi escuela provino más de Felipe Gómez, quien aprendió de Eduardo Garrido y de otros técnicos, siento que el trabajo de Paulao es distinto, a pesar de que las bases se asemejan. Se juegan con un distinto armado para competir de otra manera en la cancha. La metodología de entrenamiento es de doble sesión, enfocando la primera a la parte técnica y sin mucho salto para evitar lesiones, de lo que Paulao se preocupa mucho, y en la tarde hay un trabajo un poco más acortado, pero mucho más intenso con realidad de juego”.

A la hora de mencionar a los distintos compañeros con los que ha hecho dupla, el oriundo de Rancagua dijo que “de todos he logrado aprender algo y crecer, intentando con eso ser mejor deportista y persona. En todo caso, considero que en general uno tiene que rendir con la pareja que tengas al lado, de eso no puede depender tú rendimiento ya que al fin y al cabo uno tiene que cumplir de la mejor manera su trabajo”.

Finalmente habló de las expectativas que tiene para su futuro e indicó que “se vienen muchos desafíos por delante y hay hartas esperanzas en conseguir grandes logros. Pero la verdad que mi gran sueño y meta es poder vivir del vóleibol. Si bien estoy cursando kinesiología, pienso que los estudios podré realizarlos más tarde, pues el deporte de alto rendimiento no te da para realizarlo toda la vida, es hasta un cierto tiempo y yo quiero apostar todo al volley playa”.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

El Deportero es un medio independiente y queremos seguir así. Para eso necesitamos el apoyo de todos nuestros lectores, más aún en estos tiempos complejos. Solo así te podremos seguir informando del deporte chileno que no sale en TV abierta.

¿Como puedes apoyarnos? Haciendo una donación por $1000, $4000, $6000, $8000, $10000, $20000, $25000 o una suma mayor, dependiendo de tus posibilidades económicas.

La donación puedes realizarla vía transferencia electrónica, usando los siguientes datos:

Cuenta: Cuenta Vista BancoEstado 445-7-032347-1
Nombre: Empresa Periodística El Deportero Comunicaciones SPA
RUT: 76976459-3
Mail: contacto@eldeportero.cl

De antemano, mil gracias!!!

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Gentileza Fevochi / Top Comunicaciones