En 27 horas la maratonista Marlene Flores bordeó el Lago Llanquihue

Con emoción y recibiendo el abrazo y aplausos de sus familiares, amigos, autoridades y transeúntes, llegaron a la plaza de Puerto Varas Marlene Flores y Harry Opitz, tras culminar el desafío de correr los 160 kilómetros que rodean al Lago Llanquihue, para promover la campaña “Más corro, más ayudo”.

En la prueba, que se inició cerca de las 08:00 horas de ayer, los atletas desafiaron el frío, el viento y la lluvia durante la noche en la zona de Ensenada. Sin embargo, sobreponiéndose a esos factores a lo que se sumó una lesión que sufrió Opitz en los últimos kilómetros, producto del intenso gasto físico, a eso de las 12:20 horas llegaron a la calle techada santa Rosa, donde fueron recibidos por el alcalde Álvaro Berger.

Con el cumplimiento del desafío se pretendía demostrar que los sueños sí pueden ser posibles, para transmitírselos a cientos de niños de escuelas rurales de la comuna.

La maratonista maullinense se mostró feliz y declaró que “fue mi primera prueba de 160K y lo hice en un tiempo bueno, y en un ritmo excelente, que me permitió llegar muy bien a la prueba”. Agregó que “lo más difícil fue en el tramo de Ensenada para acá (Puerto Varas) a eso de las 3 de la madrugada. Ahí tuvimos frío, viento y mucha lluvia y eso nos anduvo entumiendo un poco, pero no era ninguna causal para que nos sacara de la carrera, eso fue lo más complicado”.

La deportista agradeció el apoyo de la gente, como también a los corredores del kilómetro mil, que los acompañaron en algunos tramos del desafío, y a Carabineros por brindar la seguridad para el desarrollo tranquilo de la exigente prueba.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: Soypuertomontt.cl
Foto: D. Rosas