Kai Horwitz fue descalificado en la segunda ronda del Slalom Gigante de los Juegos Olímpicos de Invierno

En la noche del sábado, mañana del domingo en Corea del Sur, se produjo el debut del esquiador Kai Horwitz en los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018.

Horwitz comenzó de buena manera su participación en el Slalom Gigante, luego de que en la primera bajada terminara en el puesto 47 con un tiempo de 1 minuto, 14 segundos y 88 centésimas. Sin embargo, en la segunda ronda, el chileno se salió de la pista, siendo descalificado.

“La primera (manga) no me gustó mucho, sentí que arriba ataqué pero tuve un par de errores que me costaron tiempo”, indicó el esquiador de solo 19 años, quien supo de su clasificación a PyeongChang unos días antes de los Juegos. Sobre la segunda manga, Horwitz indico que “no tenía nada que perder y traté de esquiar bien y rápido (…). Entrando al muro tiré muy recto y ahí no lo pude recuperar“.

La medalla de oro fue para el austriaco Marcel Hirscher quien completó el recorrido en 2 minutos, 18 segundos y 4 centésimas. La plata quedó en manos del noruego Henrik Kristoffersen mientras que el bronce fue para el francés Alexis Pinturault.

El esquiador nacional volverá a la pista el próximo 22 de febrero para competir en la prueba de slalom masculino, la que adelanta que no es su fuerte: “Mi disciplina era el Gigante, en Eslalon lo único que me queda es tratar de moverme lo más rápido posible, tratar de esquiar lo más agresivo posible y tratar de no fallar mucho”.

La siguiente participación chilena en PyeongChang será recién el miércoles 21 de febrero, día en que Noelle Barahona participará en la prueba de descenso femenino.

Escrito por Daniel Arellano
Fuentes: Web PyeongChang 2018 y Radio Bío Bío
Foto: Dimitar Dilkoff | Agence France-Presse

Recomendamos