Marcelo Ríos explicó las razones de la renuncia a su cargo en el equipo de Copa Davis

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El martes el tenis chileno recibía una lamentable noticia que golpeó duramente al equipo de Copa Davis. Ese día, el asesor técnico y ex número uno de la ATP, Marcelo Ríos, le informó a la federación que renunciaba al cargo.

Tras ello, el director Javier Jadue aseguró que “el ‘Chino’ está cansado y desmotivado para continuar, de cara a la serie con Canadá en septiembre”.

Sin embargo, en entrevista con El Mercurio descartó dicho motivo, y afirmó que “no estoy aburrido, pero no puedo seguir siendo parte del desorden y el caos de la federación”.

“Si me quedara sería como estar apoyando lo que está pasando. Mientras la federación actual no arregle los problemas que hay, prefiero estar al margen. Voy a esperar hasta que sienta que las cosas se están haciendo bien. Ojalá esta federación lo logre y así seguir adelante”, comienza diciendo.

Aunque es claro en señalar que “se le hizo mucho daño al tenis y a los jugadores. Contratar a un familiar para hacer la cancha es algo que va contra toda ética y no puedo avalar eso (N. de la R.: la cancha la construyó una empresa del padre de Esteban Elías, vicepresidente de la Fetech). Lamentablemente, acá hay jugadores que no pueden renunciar, que necesitan la plata”.

Agregó que “yo, por suerte, no la necesito. No cobro un peso, estoy porque me gusta. Soy libre de hacer lo que quiera y por eso tomo esta decisión. Con los años he aprendido que no hay sensación más rica que dormirse sabiendo en tu interior que estás haciendo las cosas de buena fe y no por lo que diga la gente”, explica.

Consultado si se va peleado con la federación actual, Ríos responde que “esta es una federación que José Hinzpeter arruinó. Aquí va a quedar un día una cagada fuerte y no quiero estar involucrado. Voy a volver cuando me sienta cómodo. Sé que hay deudas del tiempo de Hinzpeter, pero hay cosas que han pasado con esta administración que tampoco están bien. Han pasado nueve meses y no se ha hecho nada, Hinzpeter sigue dando vueltas, no se sabe qué pasó con las platas… Hay cosas que no me calzan de la dirigencia actual”.

Sobre su cercanía con Hinzpeter, manifestó: “A ver. No tengo antecedentes de si robó o no, más allá de los comentarios que se hacen. No estoy metido en los números de la federación. Pero Hinzpeter estuvo tres años mintiéndome en la cara y eso me duele. No solo me engañó a mí, sino que a mucha gente. Sé que hay gente del equipo que no está contenta, porque hablo con ellos, gente que le encantaría irse, pero que no puede porque vive de esto”.

Y va más allá: “A Hinzpeter, en una reunión, se lo dije en la cara, que perdí la confianza en él, que me estaba cagando. Me siento utilizado y engañado. Se le hizo mucho daño al tenis chileno y será difícil salir adelante. El tenis hoy tiene cero credibilidad”.

Pero también lanzó críticas contra el actual timonel Ulises Cerda. “Hay malos manejos de la federación anterior y de la de ahora. No hay gente capacitada para sacar esto adelante. Lo que está pasando es una vergüenza. Esta federación no va a ningún lado, estamos chantados, sin salida. A Ulises lo conozco desde chico, a Javier Jadue y al “Mono” Rebolledo también, pero no veo avances. No se ha hecho nada”.

“Lo único que ha pasado es que el equipo ha ganado. Imagina este desorden estando en tercera división, estaríamos hasta las pelotas… A mí me sorprendió que Cerda fuera presidente. No me calzaba, y no veo que haya hecho mucho. No veo cambios, no veo un presidente que se mueva para pedir auspicios, ir a hablar con la ministra del Deporte, con la Presidenta. El tenis se está dejando estar. Eso me molesta”, añadió.

El e-mail de Fernando González

Consultado si ha conversado los problemas del tenis chileno con Fernando González, señaló que “con él, hace mucho tiempo que no hablo; porque tuvimos un encontrón en una Copa Davis (N. de la R.: en 2010), cuando estaba cobrando mucho, yo sentí que se estaba aprovechando y lo critiqué”.

Pero Ríos recordó que “cuando caí en la clínica por la vasoconstricción cerebral (2013), él me mandó un mensaje muy bonito, donde me decía que las diferencias habían quedado atrás, que la salud era lo más importante, que yo era su ídolo y que me deseaba lo mejor. Juro que me emocionó; lo encontré muy bonito de su parte. Le escribí de vuelta, le agradecí y le dije que algún día nos íbamos a tomar un café. El día que lo vea se lo voy a decir en persona”. –

¿Todavía no se toman ese café?

“No, todavía estoy esperando. Pero ya han pasado años de nuestros retiros; tenemos otras vidas, y seguir con rencores no corresponde. Creo que Fernando es un tenista destacadísimo. Como persona no lo conozco mucho, pero con ese e-mail me di cuenta de que tiene corazón y que tiene la educación suficiente como para darse cuenta cuando las cosas son de pega o son de salud”.

-Quizás algún día puedan trabajar juntos con Massú en la Davis…

“No, creo que tres son multitud… Lo hemos hablado, pero nos toparíamos mucho, sería difícil. O sea, somos los tres deportistas más destacados de la historia del tenis en Chile y ojalá ayudemos a sacarlo adelante”.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: Gentileza Emol
Foto: Archivo Photosport

Recomendamos