Montañista Andrés Zegers se prepara para el desafío “Las 3 caras del norte”

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Es, sin duda, uno de los desafíos más extremos que un montañista chileno se ha planteado. En medio de un pronosticado clima desfavorable y siendo un reto con una dificultad extrema, el deportista nacional Andrés Zegers, buscará transformarse en el primer escalador chileno en conseguir subir la cara norte del Eiger, Las Grandes Jorasses, y la tercera pared norte del Matterhorn; 3 de los desafíos naturales más extremos para un escalador profesional. Si bien, a primera vista la tarea se ve muy compleja, el experimentado atleta tiene un detallado plan para conseguir esta travesía inédita. “Es un desafío que ningún chileno ha conseguido, por lo que espero poder lograr mi meta”, asegura el deportista nacional.

En el marco del desafío “Las 3 caras del Norte”, Zegers tendrá como primera meta superar la cara norte del Eiger, que con sus 1800 metros de desnivel, es la pared más famosa del mundo, la cual ningún chileno ha intentado superar. Luego, el atleta del team The North Face, buscará superar Las Grandes Jorasses; un grupo de cimas montañosas que se encuentran en la parte nórdica del macizo del Mont Blanc sobre la línea fronteriza entre Italia y Francia. Finalmente, el desafío culminará con la ascensión por la tercera pared norte de Matterhorn, que con sus mil metros de desnivel nunca ha sido subida por ningún chileno, por lo que el atleta nacional espera ser el primero en dejar la bandera nacional en lo más alto del Matterhorn.

“Una tarea compleja tiene que tener un Plan B”

El atleta nacional, asegura que cree poder conseguir este desafío siempre y cuando las condiciones climáticas lo acompañen y pueda encontrar una ventana para poder subir esos complejos escenarios: “La idea principal es poder concretar el desafío las tres caras del norte, en caso de no poder ascender, existe un plan b que contempla ser el primer chileno en conseguir superar las paredes de hielo en dicha zona” comenta el escalador nacional.

El desafío contempla un mes completo internado en el corazón de Los Alpes, luchando contra el clima, la altitud y las bajas temperaturas. En caso de no encontrar las ventanas necesarias, Zegers asegura que no se quedará de brazos cruzados: “En el caso de que el clima no sea favorable, uno no puede quedarse sentado esperando que se arreglen las cosas, por lo que mi plan también incluye mejorar la condición física realizando ski de montaña y randonee, y mantenerme de la mejor forma para esperar el momento indicado para superar la meta principal”, señala el escalador nacional y finaliza: “Esta será una experiencia única para aprender. Habrá que ser paciente y intentar de encontrar la mejor forma para enfrentar las rutas más difíciles del planeta”.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Comunicado de Prensa

Recomendamos