Natalia Ducó se quedó con el oro en el Iberoamericano de Atletismo

Corroborando su absoluto favoritismo, que no sólo estribaba en llegar a la presentación en la cámara de llamadas con la mejor marca iberoamericana del año (18.07), sino también haciendo sentir el peso de una contundencia deportiva en la que se cuenta su noveno lugar en los Olímpicos de Londres 2012, su oro en los Juegos Suramericanos Santiago 2014 y sus tres medallas previas en los Iberoamericanos de atletismo, la recordwoman criolla de lanzamiento de la bala Natalia Duco, se impuso sin objeciones esta mañana para alzar el oro en la XVI edición del certamen en Sao Paulo con un registro de 17.53 metros que bastó para dejar sin opción a la palabra a sus contrincantes. Duco acumuló así cuatro preseas en los Iberos y su segunda de oro pues había conseguido el cetro en Iquique 2008 y las platas en San Fernando 2010 (España) y en Barquisimeto 2012 y hoy en el foso brasileño confirmó su condición no sólo de número uno de Iberoamérica, sino también de ser una atleta que sabe competir y, sobre todo, tras 10 años de carrera deportiva, que sabe plantarse en el foso y ganar. Chile sumó así su segundo oro en Brasil luego de que en la víspera Karen Gallardo alzara el título en el disco, a lo que se sumó el bronce de Yerko Araya en los 20 mil metros caminata.

El concurso de bala tenía una ganadora prácticamente asegurada. Pero la maestría se demostró no sólo en ser la favorita, sino en saber confirmarlo en el foso. Y Natalia Duco lo hizo: partió con un nulo para luego seguir con tiros de 17.22-nulo-17.53-16.99-17.14. En el podio la escoltaron Sandra Lemos de Colombia con 17.10 y la brasileña Keely Medeiros con 16.95.

Como indicó Natalia Duco tras la competición, “es una experiencia súper bonita. Cada vez que represento a Chile es una emoción especial y un orgullo y di lo mejor de mí para obtener el oro, que es lo que venía hacer y logré. Y bueno, dedicarle esta medalla a mi equipo de trabajo que es muy grande, en especial a mi compañera de entrenamiento María Paz Ríos, que no pudo venir por una lesión. Estoy contenta, una medalla de oro iberoamericana no se gana todos los días y estoy feliz de poder entregarle esto a mi país. Vamos a evaluar en Chile cómo sigue la temporada. Tengo varias competencias más que me están ofreciendo, pero por el momento quiero disfrutar el haber ganado los Iberoamericanos, es mi cuarta medalla, quiero disfrutar y sentir este momento de felicidad que es para lo que una trabaja, es bonito’’.

En los cinco mil metros, Víctor Aravena terminó en el cuarto lugar con un registro de 14.08,81. El chileno soportó el primer cambio de ritmo a los 1.600 metros, para irse casi toda la carrera en la quinta posición, cerrando el grupo de escapados. Pero el golpe de despegue final en los últimos kilómetros protagonizado por el ecuatoriano Bayron Piedra, el brasileño Altobeli DaSilva y el español Iván Fernández dejó al chileno sin posibilidades de seguir adherido al grupo, del que luego a 400 metros de la meta se descolgaron los dos primeros, Piedra y Da Silva, para finalmente concluir con el ecuatoriano haciendo un cambio impresionante en los últimos 300, llegando a la meta en el primer lugar con 13.50,20 seguido del brasileño con 13.54,65, del español con 13.59,61 y del chileno, cuyas pasadas cada mil metros, para la estadística del fondo chileno, fueron de 5.34,2 en los dos mil; 8.22,6 en los tres mil; y 11.11,4 en los cuatro mil.

En la garrocha Daniel Zupeuc fue cuarto con 5.00 metros, por detrás de un podio que se fue completo en la altura de los 5.20: el argentino Germán Chiaraviglio, seguido del ecuatoriano José Pacho y del brasileño Joao Sousa.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: María Elena Guzmán / Fedachi
Foto: Twitter Natalia Ducó