Se definieron los seleccionados nacionales de tenis de mesa para la temporada 2020

El fin de semana se realizó, en el CEO de Ñuñoa, el Selectivo Nacional Todo Competidor de Tenis de Mesa, torneo que definió a los jugadores que representarán a nuestro país en diversos torneos internacionales que se realizaran en el primer semestre del año, como el Campeonato Mundial de Corea y el clasificatorio Olímpico 2020.

Terminada la jornada del día sábado, Nicolás Burgos obtuvo la clasificación directa tanto al Mundial de Corea como al Clasificatorio Olímpico. Por su parte, el día domingo, se definió el segundo cupo al clasificatorio, el cual quedó en manos de Juan Lamadrid.

En damas, en tanto, Paulina Vega estuvo sólida en la primera fase, consagrándose como la clasificada al Mundial y al Clasificatorio. A ella se unió Daniela Ortega, como segunda seleccionada al Clasificatorio Olímpico.

De esta manera, las selecciones nacionales de damas y varones quedaron conformadas de la siguiente manera:

VARONES

1.- Nicolás Burgos – Mundial y Clasificatorio Olímpico.
2.- Juan Lamadrid – Mundial y Clasificatorio Olímpico.
3.- Gustavo Gómez – Mundial de Corea.
4.- Felipe Olivares – Mundial de Corea.

DAMAS

1.- Daniela Ortega – Mundial y Clasificatorio Olímpico.
2.- Paulina Vega – Mundial y Clasificatorio Olímpico.
3.- Valentina Ríos – Mundial de Corea.
4.- Cristal Meneses  – Mundial de Corea.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

Desde hace 11 años El Deportero ha abierto un espacio para mostrarte las alegrías, las penas, los triunfos y las derrotas del deporte nacional.

Para poder seguir creciendo necesitamos de tu apoyo económico. Esto también nos permitirá mantener nuestra independencia como medio, para informarte sin presiones de ningún tipo.

¿Como puedes apoyarnos? De dos maneras. La primera es suscribiéndote desde $5000 mensuales. La segunda opción es haciendo una donación desde los $4000. Solo ingresa a cualquiera de los dos links al final de este parrafo.

SUSCRIPCIONES
DONACIONES

Escrito por Daniel Arellano
Fuente y foto: Fechiteme