Simón Guerra: “Quiero jugar dos ciclos olímpicos con la Selección”

El central de la selección nacional Simón Guerra fue el invitado de este martes a Punto a Punto, programa de conversación que transmite FEVOCHI a través de su cuenta de Instagram.

En conversación con el periodista Cristian León, el voleibolista se refirió a sus comienzos en esta disciplina, a la importancia de su familia en ello y habló de la carrera deportiva que ha realizado hasta el día de hoy.

Llegué a Chile a mediados de abril pese a que debía hacerlo en mayo, mes en el que iba a terminar la Liga de Alemania. Pero bueno, pasó todo esto del coronavirus, nos avisaron un jueves en la tarde que el campeonato se iba a disputar sólo hasta la fase regular y un rato más tarde decidieron cancelarla definitivamente. Ante eso, a los tres días ya me encontraba regresando al país y me vine directamente a Tongoy, que es de donde soy. Mi madre me apoyó logrando arrendar una casa al lado de ellos, ya que al venir de afuera debía estar aislado por dos semanas, en la que no tuve contacto con nadie”, partió contando el número uno de los “Guerreros Rojos”.

Recordando sus primeros pasos en este deporte, Guerra confiesa que todo comenzó gracias a su madre. Mi mamá jugaba vóleibol playa. Fue parte de un par de procesos con la selección y competía constantemente en los Circuitos Nacionales. Siempre estuvo metida en ese mundo y después, de hecho, hizo clases acá en Tongoy. A mí no me gustaba mucho la verdad y no era bueno para los deportes, pero resulta que una vez cuando repetí de curso me castigó ingresándome a un equipo de vóleibol que ella había integrado hace un tiempo atrás en Coquimbo, y así fue como ella hizo que jugara este deporte”, relató el seleccionado del Team Chile.

Al preguntarle por algún referente en el vóleibol, el oriundo de Tongoy mencionó al seleccionado de Serbia, Srećko Lisinac. “Considero que él es un jugador muy completo y el mejor central en estos momentos a nivel mundial. Si bien no he jugado nunca contra él y tampoco soy muy bueno viendo vídeos, con él hago una excepción y lo observo mucho porque el seleccionado serbio es muy buen jugador”, aseveró Guerra.

Con respecto a su carrea deportiva, el jugador chileno hizo un repaso de las tres ligas extranjeras que ha disputado. “En Argentina se juega un gran vóleibol, por lo que no tiene que envidiarle a ningún otro torneo. Están por encima de muchas otras ligas, ya que todos los equipos son muy competitivos y muy buenos técnicamente. Mientras que Portugal cuenta con un certamen más disparejo, donde no hay límite de extranjeros encontrándote de todo. Y en Alemania aprecié un juego muy físico, donde todos son muy altos haciendo que todos los partidos sean un desafío, pero pese a no ser tan alto para alguien de mi posición, logré jugar bien”, señaló.

Cuando habla de los “Guerreros Rojos”, Guerra comenta sobre cómo están viviendo la interna el equipo, sobre su buena relación y el inmenso cariño que se tienen tras tantos años jugando juntos. Dentro del equipo no hay una jerarquía, no hay un jugador esté por sobre otro y eso es mérito del entrenador, de Daniel. Por otra parte, dentro del equipo todos nos llevamos muy bien, siempre nos juntamos afuera de la cancha a hacer asados. Y la verdad que esa unión considero que no se da en todos lados y creo que se debe a los 10 años que llevamos jugando juntos”, aseguró.

A la hora de decidir qué técnico había marcado hasta ahora su carrera, el seleccionado nacional no dudó en mencionar al actual entrenado de Chile, el trasandino Daniel Nejamkin. “El no sólo me formó en el vóleibol de alto rendimiento, sino que también ha sido la persona con la que más he logrado cosas, siendo él parte importante de la familia de la selección. Es muy complicado pensar o encontrar un entrenador mejor que Daniel, quien ha dejado los estándares muy altos. Yo y mis compañeros hemos tenido la oportunidad de contar con él por mucho tiempo, manteniendo una constancia en cuanto a la intensidad de trabajo y haciéndonos entrenar siempre muy duro”., declaró.

También se refirió a los últimos eventos disputados en nuestro país, donde compitiendo de local sintió el apoyo del público, el que, según afirma el deportista hoy nos ve de otra manera, se acostumbró a vernos jugar bien y ahora esperan un buen resultado, generando otro ambiente, sabiendo nosotros que tenemos que salir a darlo todo para vencer, como cualquiera que esté representando a su país. La verdad que han sido sensaciones muy lindas las que nos han hecho sentir, sobre en los últimos dos campeonatos en el Monticello donde fue increíble el apoyo que nos brindaron, nos hicieron sentir unas estrellas con las responsabilidades que eso conlleva”.

A lo anterior agregó que ahí fue donde viví el mejor momento de mi carrera deportiva, cuando logramos el bronce en el Sudamericano luego que Chile no la consiguiera por tanto tiempo. Fue un momento demasiado lindo y si bien mi hermana y mi padre no pudieron asistir esa vez, se encontraba mi madre y yo nunca había ganado algo con algún familiar viéndome. Lograr una medalla con la selección adulta contra Venezuela fue maravilloso. También viví el trago amargo en Monticello cuando caímos contra la Vinotinto en el Preolímpico, momento muy doloroso. De hecho, ese partido no lo he vuelto a ver y no creo que lo haga”.

Finalmente, al abordar las expectativas que tiene para el futuro junto a los “Guerreros Rojos” y también en el ámbito personal, el chileno aseguró tener muy claro sus objetivos. “Yo quiero jugar dos ciclos olímpicos más. Siento que aún tengo mucho tiempo y cosas que dar en la selección. Si bien este año no pudimos clasificar a Tokio, desde el momento en que se retomen las actividades volveremos con la misma diciplina, entrenando desde el día uno como si quedara un mes para los Juegos Olímpicos y yo creo que la próxima será la vencida e iremos a París. Espero poder cumplir ese sueño, como también poder algún día jugar en la Liga de Polonia”, terminó diciendo Guerra.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

El Deportero es un medio independiente y queremos seguir así. Para eso necesitamos el apoyo de todos nuestros lectores, más aún en estos tiempos complejos. Solo así te podremos seguir informando del deporte chileno que no sale en TV abierta.

¿Como puedes apoyarnos? Haciendo una donación por $1000, $4000, $6000, $8000, $10000, $20000, $25000 o una suma mayor, dependiendo de tus posibilidades económicas.

La donación puedes realizarla vía transferencia electrónica, usando los siguientes datos:

Cuenta: Cuenta Vista BancoEstado 445-7-032347-1
Nombre: Empresa Periodística El Deportero Comunicaciones SPA
RUT: 76976459-3
Mail: contacto@eldeportero.cl

De antemano, mil gracias!!!

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Gentileza Fevochi / Top Comunicaciones