Thomas Acevedo: “Espero dedicarme al volleyball de manera profesional”

El seleccionado nacional U19, Thomas Acevedo, fue el invitado a Punto a Punto, programa de conversación que transmite la FEVOCHI a través de su cuenta de Instagram.

En conversación con el periodista Cristian León, el voleibolista nos habló de sus inicios en esta disciplina y en la selección nacional y de las expectativas que tiene para su futuro deportivo.

En mi familia está inserto el deporte. Es por eso que de chico partí haciendo motocross, ya que mi hermano mayor también lo practicaba, pero después cambié al taekwondo, lo que me ayudó mucho en la parte valórica, responsabilidad y compromiso, sirviéndome para crecer. Luego mi maestro se fue fue del país por una oportunidad que le surgió y nunca volvió a ser lo mismo para mí y fue ahí que comencé a buscar otro deporte. Un día llegaron a la casa unos amigos de mi hermano, de la universidad, que se pusieron a jugar vóleibol y yo me uní, siendo en ese momento cuando comenzó a gustarme este lindo deporte”, partió diciendo el número 5 de Chile.

Además, agregó que “después me enteré que mi padre cuando joven jugó vóleibol, lo que me llevó a interesarme aún más en esa disciplina. En el colegio empecé a jugar y mi profesor de educación física me comenta que él también había practicado esta disciplina y que me veía condiciones, incentivándome a que fuera a probarme al Club Providencia, donde conocí a Álvaro del Campo, con quien inicié todo, ya que conecté mucho con él, quien siento que me ayudó a impulsar mi carrera”.

Con respecto a sus inicios con la selección nacional, Acevedo recordó que “al Club Providencia entré con 12 años por el 2016, sino me equivoco. En ese tiempo el recinto de entrenamiento estaba cerrado, por lo que entrenábamos en el Sagrado Corazones. En su momento tuvimos la oportunidad de ir a la Copa de San Juan, Argentina, donde quedamos segundos en una final intensa y yo gané el premio de mejor armador. Esa fue una linda y gran experiencia. Después de ese torneo volvimos a Chile y Álvaro del Campo me dijo que había hablado con Daniel Nejamkin para que me fuera a probar y fui. Ahí entrené con categorías mayores, aunque en los clubes donde estuve también tuve la oportunidad de practicar con estas categorías, lo que me sirvió mucho porque me entregaron más experiencia tanto en el juego fuerte como en la parte técnica y táctica”.

Al momento de hablar de las experiencias que ha vivido hasta ahora con la selección nacional, el armador comentó que “he tenido la suerte de poder ir a muchos eventos representando a Chile. Mi primer torneo fue un Sudamericano en Colombia, donde los resultados no fueron muy buenos porque nos confiamos, perdiendo en dos días la opción de ir al mundial. De todas maneras, eso nos enseñó a tener más convicción. Luego disputamos el High Performance en Estados Unidos, uno de mis torneos favoritos, ya que la experiencia de jugar con equipos de ese continente no es lo mismo que jugar con equipos de Sudamérica”.

Continuando con lo anterior, contó que “también pude estar presente en dos Copas Panamericanas, en la primera estuve con la categoría 2001 en República Dominicana y después repetí en Perú, tomando un vuelo directo allá para juntarnos ahí con el equipo, ya que ese torneo era U21. En esa ocasión le logramos ganar por primera vez en la historia a Estados Unidos. Todos estos campeonatos disputados me han servido mucho en la medida que me han dejado siempre algo para crecer”.

Refiriéndose a sus cualidades o características de juego, el joven voleibolista aseguró que mis capacidades son más bien físicas, puedo sacar fuerte y levantar bien arriba el balón, me considero un armador fuerte y ofensivo. Si bien aún no estoy conforme conmigo en la parte técnica, estoy trabajando para mejorar esa área. Cuando entrené con Álvaro del Campo, él me hizo ser capitán desde muy pequeño, pidiéndome que hablara y entendiera bien el juego, lo que me ayudó a madurar y manejar los momentos adversos hasta el día de hoy”.

Mientras que al hablar de los actuales armadores de los “Guerreros Rojos”, Matías Banda y Esteban Villarreal, el deportista chileno manifestó que “he hablado harto con Daniel Nejamkin y sé que ambos son muy buenos y que debo sacar lo mejor de ellos. Me he fijado que Matías tiene un golpe muy limpio y muestra una gran actitud dentro de la cancha. Por su parte, Esteban siento que se parece más a mi, nos gusta jugar arriba y agresivo, él le da cara al rival que tiene al frente y ese estilo a mí me gusta demasiado”.

En cuanto a la posibilidad de ganarse un puesto en la selección adulta, afirmó que “el actual equipo de la selección nacional adulta es muy joven, por lo que ganarse un puesto no dependerá de que un jugador se retire, sino que será por rendimiento. Mi objetivo es poder llegar a jugar de titular, codearme con los mejores y representar de la mejor manera a mi país. A pesar de que es un gran desafío, lograr ese objetivo creo que es muy bueno para la sana competencia, ya que la presión que se ejerce es útil para los titulares y lo que vienen de atrás en la medida que les ayuda a ir mejorando”.

Es por esto último que Thomas Acevedo habla de la nueva generación de jugadores, destacando que en mí generación, con mis compañeros, veo que somos jóvenes que hemos perdido el miedo o el respeto por el rival. Si nos toca con Brasil pensamos que nada está dicho, porque si no fuera sí nos estaríamos poniendo un techo nosotros mismos, perdiendo un partido antes de jugarlo y así no debe ser. Hoy siento que salimos a jugar de igual a igual y si se pierde se analiza para aprender, seguir mejorando y progresando”.

Por otro lado, al abordar su actualidad a nivel académico y de cómo lo ha hecho con la pandemia, el atleta dijo que en estos momentos sigo en el colegio, pero realizando exámenes libres. Este año ha sido distinto con todo esto del coronavirus, pero ya hemos podido retornar a los entrenamientos presenciales con todas las medidas que han establecido las autoridades y eso me pone muy contento. Me vine por el momento a la casa de mi mejor amigo, que vive en Ñuñoa, para estar más cerca de donde practicamos, en el CEO, ya que yo soy de Quilicura y ahí me queda más lejos. Estoy muy contento de volver a la actividad con mi grupo, lo que no fue fácil después de tanto tiempo, a pesar de haber estado entrenando en casa”.

Finalmente se refirió a las expectativas que tiene para su futuro, indicando que “espero poder tener la oportunidad de ir al extranjero y dedicarme al vóleibol de manera profesional. Ver a compañeros competir afuera me hace sentir que nos han abierto las puertas, de que es posible y que depende de uno mismo. La generación de la selección adulta es muy buena, han marcado nuestros pasos y nos han dado un gran impulso, demostrando que con esfuerzo las cosas se logran. Por eso aspiro a estar con los mejores y no creo que sea una meta lejana dado el esfuerzo que se realiza y el nivel que vengo desarrollando. Espero poder representar de la mejor manera a Chile y llegar a competir con los voleibolistas que sólo veía en vídeos, considero que es algo que no es imposible”.

Gracias por leer esta nota. Ahora queremos pedirte una gran ayuda…

Durante 12 años te hemos informado del deporte chileno que no sale en TV abierta, pero no podemos seguir sin tu ayuda. Realiza una donación desde $1000 o suscríbete desde $5000 mensuales y estarás apoyando el periodismo deportivo independiente

DONA AQUÍ
SUSCRÍBETE AQUÍ

Publicado por Daniel Arellano
Fuente y foto: Gentileza Fevochi / Top Comunicaciones