Valdivia será la sede de la primera fecha del Enduro World Series 2016

En un reconocimiento explícito al auge y organización del Montenbaik Enduro, nuestro país acaba de ser nominado, por segunda vez, como sede de un evento del Tour Mundial 2016 de la especialidad.

La competencia, que en 2014 tuvo su fecha inaugural el Nevados de Chillán, dará el vamos a la temporada en Valdivia, antes de trasladarse a Argentina, Irlanda, Italia, Estados Unidos, Canadá y Francia.

Los mejores deportistas del planeta competirán en la capital de la Región de Los Ríos el 26 y 27 de marzo, según ha oficializado la EWS, que en su comunicado oficial expresó que: “la Serie Mundial de Enduro continúa su orgullosa tradición de descubrir los mejores destinos del mundo para pedalear, con programa de ocho evento en tres continente, incluyendo cuatro nuevas sedes…. Tras el éxito de la fecha disputada en 2014 en Chile, nos pareció justo regresar a Sudamérica y volver a visitar a nuestros grandes amigos y organizadores de Montenbaik. Pero esta vez las altas montañas y terreno volcánico de Nevados de Chillán serán reemplazados por la hermosa costa patagónica de Valdivia”.

“Nuevamente este evento coincidirá con una fecha de nuestro Nacional de Montenbaik Enduro, por lo que esperamos que sirva de motivación para todos los riders…. Desde esta misma semana en que tenemos nuestra 5ª fecha de la temporada… Esta nominación la sentimos como un reconocimiento muy importante. Humildemente, con la fecha que organizamos en 2014 se estableció un hito y se mostró que, con buen trabajo, se pueden hacer bien las cosas”, destacó Eduardo de Solminihac, gerente de Comunicaciones de Montenbaik.

La Serie Mundial de Enduro (EWS) fue creada en octubre de 2012 con el objetivo de a la comunidad del ciclismo de montaña en la modalidad enduro. El certamen vincula los mayores eventos de ciclismo enduro del mundo con las mejores rutas posibles, en busca del desarrollo de tanto de la disciplina y de los riders.

Publicado por Daniel Arellano
Fuente: Comunicado de Prensa
Foto: Claudio Olguín